La pareja practicaba el sadomasoquismo y el satanismo.

Oiriol, Rusia.- Una joven de 21 años fue detenida por las autoridades rusas, tras ser acusada de asesinar y descuartizar a su novio, quién murió asfixiado mientras mantenían relaciones sexuales dentro del apartamento que compartían.

El joven murió asfixiada mientras tenía relaciones.
Foto: Twitter

Anastacia Onegina declaró a la policía que ella desmembró a su pareja, Dmitry Sinkevich, de 24 años, pero mantiene su argumento de que ella realmente no lo mató. La pareja también eran creyentes del ocultismo, se presentaban como satánicos y practicaban el sadomasoquismo.

De acuerdo con la policía, el exsoldado ruso parece haber fallecido durante un juego sexual extremadamente violento o extraño.