Así murieron algunos de los personajes principales de “Game of Thrones”

HBO

Game of Thrones es una serie que nos ha sorprendido más de una vez con sus giros y muertes inesperadas. Una de las grandes diferencias con otras series importantes es su capacidad para eliminar a los personajes sin tentarse el corazón. En favor de la trama y no de lo que el público desee.

Personajes principales, queridos, odiados y amados han pasado a mejor vida a lo largo de siete temporadas. Y se espera que el cierre incluya muchas más, con la inevitable batalla entre white walkers (los caminantes blancos) y el mundo de los humanos.

Arya Stark asesina a Walder Frey (Foto: HBO)

Arya Stark asesina a Walder Frey (Foto: HBO)

La serie, basada en los libros de George R.R. Martin, vuelve por última vez con su octava temporada el domingo 14 de abril con seis episodios de larga duración. Pero, antes del final y de la batalla entre vivos y muertos, un repaso por las muertes más representativas:

Ned Stark

El héroe que no fue: Ned Stark (Foto: HBO)

El héroe que no fue: Ned Stark (Foto: HBO)

La muerte que empujó a Juego de Tronos a su madurez. El jefe de la familia Stark llegó aKing’s Landing (Desembarco del Rey) para ayudar al entonces Rey –y su mejor amigo– Robert Baratheon a gobernar un reino cada vez más convulso. Pero, después de ser traicionado y de revelar el complot de los Lannister para tomar el trono por la fuerza, fue encarcelado.

En el noveno episodio de la primera temporada , juzgado frente al pueblo de la capital, el mayor de los Stark es condenado por el rey Joffrey a ser decapitado por ser “traidor”. La caída del personaje principal hasta entonces, con el mayor número de minutos en pantalla con mucha ventaja sobre el segundo, causó un cisma. A partir de entonces, nadie tenía certezas de seguir vivo en Westeros (Poniente).

La Boda Roja

Rob Stark, el joven lobo, asesinado por Roose Bolton (Foto: HBO)

Rob Stark, el joven lobo, asesinado por Roose Bolton (Foto: HBO)

Otro de los momentos más recordados de la serie y en general de la televisión fue la llamada “Boda Roja” en el noveno episodio de la tercera temporada. En el capítulo “Las lluvias de Castamere”, Rob Stark, hijo y heredero de Ned Stark, su madre, Catelyn, su esposa, Talisa Maegyr, así como varios miles de sus soldados, fueron liquidados en una sola noche.

Rob Stark había faltado a su palabra de esposar con una de las hijas de Walder Frey, que, aliado con los Lannister, engatusó a los Stark al interior de su feudo, donde los masacró con la ayuda de la familia Bolton.

Catelyn Stark, una de las tantas víctimas de la boda roja (Foto: HBO)

Catelyn Stark, una de las tantas víctimas de la boda roja (Foto: HBO)

La escena fue una de las más impactantes e inesperadas para los fanáticos, e incluso los lectores de los libros, que sabían que ocurriría, asistieron con su sorpresa a la decisión de respetar la matanza tal y como fue escrita por Martin por parte de los showrunners  de la serie, David Benioff y Dan Weiss.

El envenenamiento del rey Joffrey Baratheon

La muerte de Joffrey fue una de las más festejadas por los fans (Foto: HBO)

La muerte de Joffrey fue una de las más festejadas por los fans (Foto: HBO)

La serie no se toma descansos ni confía solamente en los “cliffhangers” –tramas interrumpidas entre capítulo y capítulo para generar expectativa de una semana a otra– para sus grandes momentos. Apenas en el segundo capítulo de la cuarta temporada, durante su propia boda, el rey Joffrey Baratheon, tras desposar a Margaery Tyrell, es envenenado durante el banquete de celebración.

Su muerte es una de las más satisfactorias para los televidentes, debido a la maldad y sangre fría del personaje. Joffrey muere ahogado, con la cara amoratada y su madre, Cersei Lannister, impotente ante la caída de su hijo.

Tyrion, acusado de la muerte de su sobrino (Foto: HBO)

Tyrion, acusado de la muerte de su sobrino (Foto: HBO)

El tío de Joffrey, el enano Tyrion Lannister, otro de los personajes principales de la serie, es responsabilizado y arrestado por su muerte. Sin embargo, durante la séptima temporada, se reveló que fueron Olenna Tyrell, abuela de Margaery, así como Petyr Baelish, los orquestadores de la muerte del rey Baratheon.

Oberyn Martell

Una de las muertes más sorprendentes de la serie (Foto: HBO)

Una de las muertes más sorprendentes de la serie (Foto: HBO)

También en la cuarta temporada, aunque en el octavo episodio, después de que Tyrion Lannister pida un “juicio por combate”, Oberyn Martell, “La Víbora roja”, se ofrece para pelear por el enano. En lugar de la Corona, Gregor Clegne, “La Montaña”, es su rival.

Martell, que busca vengar a su hermana, violada y asesinada por Clegane, comienza a mostrarse como el ganador de la pelea. Pero, cuando tiene la oportunidad de liquidar a La Montaña, uno de los guerreros más temidos del mundo de Game of Thrones por su tamaño y destreza para la batalla, comete el error de dejarlo vivo, para que antes de asesinarlo confiese que mató a su hermana por una orden de la familia Lannister.

Oberyn Martell, momentos antes de su muerte (Foto: HBO)

Oberyn Martell, momentos antes de su muerte (Foto: HBO)

Esa ventana de tiempo le permite a Clegane tomar por sorpresa a Martell, derrumbarlo a su lado y en uno de los giros más sorprendentes de la serie, romperle el cráneo con sus propias manos, aplastando primero sus globos oculares… todo mientras La Montaña confesaba sus crímenes.

John Snow

Jon Snow, asesinado por sus propios compañeros (Foto: HBO)

Jon Snow, asesinado por sus propios compañeros (Foto: HBO)

Uno de los héroes de la serie, y candidato a ser el salvador de los vivos en la guerra contra los muertos, es Jon Snow, cuyo pasado no es, como se cree, el de un hijo bastardo de Ned Stark, sino el hijo secreto del entonces príncipe Raeghar Targaryen y Lyanna Stark, hermana de Ned.

Snow es, en realidad, el verdadero heredero del Trono de hierro, pero muy pocos en Westeros lo saben. Sin embargo, durante su mandato como líder de la Guardia de la Noche, que se encarga de proteger el Muro de hielo, la frontera entre los reinos civilizados y los white walkers y salvajes, Snow permite que estos últimos puedan entrar al Reino, causando la ira de sus compañeros.

La resurrección de Jon Snow (Foto: HBO)

La resurrección de Jon Snow (Foto: HBO)

Un grupo rebelde decide juzgarlo por su “traición” de proteger el Muro de los salvajes y lo acuchilla durante el final (capítulo décimo) de la quinta temporada. Jon Snow muere, pero durante el capítulo segundo de la sexta temporada es resucitado por la Dama Roja Melisandre, sacerdotisa del “Dios rojo” del fuego.

Hodor

Quizá la muerte más emocional, a pesar del cariño por otros personajes también asesinados, es el de Hodor, un personaje del que desconocemos su origen, incluso su nombre, y que sólo pronuncia la palabra que le da su apodo.

Un joven Hodor, afectado por la frase de Meera Reed (Foto: HBO)

Un joven Hodor, afectado por la frase de Meera Reed (Foto: HBO)

En el quinto episodio de la sexta temporada, Bran Stark, que se encuentra al norte del muro aprendiendo a convertirse en “El cuervo de tres ojos”, una entidad que puede ver el pasado, presente y futuro del mundo de Game of Thrones, es atacado por el Rey de la noche, líder de los white walkers, y sus súbditos, que son una especie de “zombies”.

En su huida, Hodor es el encargado de sostener una puerta que impide que ataquen a Brandon, que es inválido y tiene que huir ayudado por Meera Reed. La voz de Meera pidiéndole a Hodor que detenga la puerta (“Hold the door” en inglés) es escuchada por Brandon mientras está observando el pasado, y afecta directamente a Walder, un niño que vive en Winterfell, la fortaleza de los Stark, décadas antes de los sucesos del presente.

Hodor, sosteniendo la puerta para que Bran pueda huir de los muertos (Foto: HBO)

Hodor, sosteniendo la puerta para que Bran pueda huir de los muertos (Foto: HBO)

Walder también escucha la voz de Meera a través del tiempo debido a la presencia de Brandon y esa es la historia de sus orígenes: el mantra “Hold the door” se queda fijado en su mente y su repetición se convierte en “Hodor”, que pronuncia mientras su mente se ve severamente afectada para siempre.

La historia, por fin revelada, del origen de Hodor, ocurre mientras es asesinado por el ejército de los muertos, pero el entrañable personaje consigue salvar a Brandon.

El dragón Viserion

Uno de los tres dragones de Daenerys Targaryen, tía de Jon Snow y la otra gran candidata a ser la protagonista definitiva de la serie, también muere a pesar de su poderío, durante el sexto episodio de la sexta temporada, “Más allá del muro”, donde un grupo encabezado por Jon Snow se lanza en busca de uno de los “zombies” creados por los White Walkerspara mostrarle al mundo que la verdadera batalla es entre vivos y muertos y no entre facciones que buscan el poder y el Trono de hierro.

La muerte de Viserion (Foto: HBO)

La muerte de Viserion (Foto: HBO)

Asediados por estas criaturas muertas, Jon Snow y sus compañeros de aventura están a punto de sucumbir, pero Daenerys y sus tres dragones acuden a salvarlos. Pero mientras la “Rompedora de cadenas” baja a buscar a Snow para rescatarlos, el Rey de la Noche usa una lanza de hielo que desangra al dragón Viserion. Con un dragón menos, Daenerys abandona el norte con Snow y sus hombres a salvo y con la misión cumplida de secuestrar a uno de los zombies.

El Rey de la Noche derrumba el Muro de Hielo (Foto: HBO)

El Rey de la Noche derrumba el Muro de Hielo (Foto: HBO)

Viserion es resucitado después por el Rey de la Noche y, montado en el dragón, ahora con los ojos azules, derrumba el histórico Muro, que tenía miles de años de pie, y permite el avance de los muertos rumbo al territorio de los vivosÉsta es la última escena de la serie hasta el próximo domingo, cuando Game of Thrones vuelva a las pantallas de HBO por última vez.