Nueva evidencia que sugiere que si el asteroide que golpeó la Tierra cerca de Chicxulub hace 66 millones de años hubiera impactado en casi cualquier otro lugar, no habría sido tan destructivo.

En su artículo publicado en la revista Scientific Reports, Kunio Kaiho y Naga Oshima, de la Universidad de Tohoku, sugieren que si el asteroide hubiera golpeado otra parte del planeta, es probable que los dinosaurios hubieran sobrevivido.

Científicos de todo el mundo han llegado a un consenso sobre el motivo por el cual los dinosaurios (excepto los parientes de las aves) se extinguieron: un gran asteroide golpeó la Tierra justo al lado de lo que ahora es la península de Yucatán, arrojando tanto hollín y otros materiales a la atmósfera que el planeta se volvió demasiado frío (durante aproximadamente tres años) para que los dinosaurios y la mayoría de los otros animales terrestres sobrevivieran.

Pero ahora, parece que podrían haber sobrevivido si el asteroide hubiera golpeado casi en cualquier otro lugar.

Para obtener más información sobre el evento que tuvo un impacto tan grande en la historia de nuestro planeta, Kaiho y Oshima usaron un ordenador para analizar múltiples fuentes de datos que rodeaban el impacto y la ubicación donde impactó; la simulación resultante mostró cuánto hollín habría sido generado según la cantidad de material de hidrocarburo en el suelo cerca del sitio de impacto. Dichos hidrocarburos incluirían no solo depósitos de petróleo o carbón, sino que otras rocas que también contenían más hidrocarburos significarían más hollín y gases abriéndose camino hacia la atmósfera. Estos investigadores también creó un mapa que muestra las densidades de hidrocarburos de superficie en todo el mundo en ese momento.

Descubrieron que el sitio donde impactó el asteroide era particularmente denso en hidrocarburos: el 87 por ciento de la superficie del planeta era menos denso. Eso significa, afirman, que si el asteroide hubiera golpeado un lugar menos denso (lo que habría sido casi en cualquier otro lugar), se habría generado mucho menos hollín y, por lo tanto, el planeta no se habría enfriado tanto. Y si el planeta no se hubiera enfriado tanto, los dinosaurios podrían haber sobrevivido, y eso podría haber significado que los humanos nunca hubiéramos tenido la oportunidad de evolucionar.

Excélsior