Preocupante el constante flagelo a los derechos de la niñez de la región

En el primer trimestre del 2017, la Policía Especializada de la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif) ha tenido más de 560 intervenciones en casos, donde se denuncian abusos sexuales, agresiones u omisión de cuidados.
De acuerdo a las estadísticas, la dependencia en la región ha atendido cientos de reportes presuntamente por omisión de cuidados, agresión a menores, guardias y custodias, entre otras cosas, donde ha sido necesaria la intervención de la Policía Especializada.
La Subprocuradora, Lizeth Hernández Elías comentó que afortunadamente se han tenido buenos resultados en los primeros tres meses del año, pues todos los reportes que se han recibido han sido atendidos a la mayor brevedad posible.
Indicó que teniendo un reporte inmediatamente se canaliza a los elementos de la policía, quienes realizan las investigaciones sobre la información que recibieron, principalmente con vecinos y amigos, posteriormente con la familia involucrada.
Señaló que cerca de un 95 por ciento de los reportes que reciben son reales, mientras que el resto se trata de una broma o no se puede acreditar que exista un abuso que ponga en riesgo la integridad del menor.
“La invitación a la comunidad en general es que hagan los reportes a los números de emergencia o de la dependencia, convencidos que se van a atender a la mayor brevedad posible para tratar de esclarecer lo sucedido”, recalcó la Subprocuradora.
De igual forma, Hernández Elías comentó que reciben más reportes de omisión de cuidados, lo que lamentablemente se está volviendo cada vez más común por ausentismo escolar, andar caminando solos en la calle, entre otras cosas.