Aumentan suicidios

Por la pandemia, la ansiedad y la falta de dinero

Es muy importante que se apoye a las personas que están pasando por una crisis de ansiedad o estrés, ya sea por el temor al contagio o por la falta de recursos económicos.
PUBLICIDAD

FRONTERA., COAH.- Debido al incremento en los casos de suicidio, es muy importante detectar a tiempo a las personas que se encuentran angustiadas, con ansiedad o que están viviendo problemas derivados de la pandemia, que tienen una difícil solución y ayudarles antes de que tomen una mala decisión y atenten contra su vida.

«A los jefes de familia y adultos mayores les ha pegado muy fuerte la depresión, con ello el temor a contagiarse y contagiar a los demás”, Anakaren Aguilera Huitron, Psicóloga del DIF Municipal.

Anakaren Aguilera Huitron, Psicóloga del DIF Municipal dijo que el problema de depresión y ansiedad que derivan en suicidios viene de antes de la pandemia, esto por la situación económica que pasan muchas familias debido a la falta de empleo.

Dijo que son los jefes de familia, adultos mayores y mujeres embarazadas quienes están sufriendo más depresión a causa de los problemas económicos, aunado a la falta de oportunidades de salir y buscar un empleo que les ayude a salir adelante con sus familias, ya que les limitaron accesos a muchos lugares y con ello a tener otras oportunidades de empleo e ingresos.

También lee: Se corta el cuello

“A los jefes de familia y adultos mayores les ha pegado muy fuerte la depresión, con ello el temor a contagiarse y contagiar a los demás, también existen casos en que la gente no tiene para llevar de comer a sus hogares y solo buscan la manera errónea de salir de ese problema, de ahí que se derivan los intentos de suicidios que se han incrementando en los últimos meses”.

Explicó que para apoyar a este tipo de personas es muy importante que se acerquen a ellas y les busquen apoyo psicológico para salir de la depresión y evitar así una pérdida a causa de este problema que se va incrementando al pasar de los meses, pues el encierro es mal consejero para muchas personas.

“Las familias deben buscar acercarse y atender a quienes presentan cambios de humor, ansiedad o desesperación, más si están pasando por enfermedad, falta de empleo y de recursos, ya que existen líneas de ayuda emocional que pueden evitar que este tipo de problemas terminen en tragedia”.