ABASOLO COAH.- El contralor municipal César Vicente García Guerrero declaró que la comunidad campesina de Congregación Rodríguez encabezada por Samuel Ibarra pidió a la alcaldesa Herlinda García Treviño que no retire a los elementos de Fuerza Coahuila, porque desde que llevan a cabo su labor han disminuido los delitos de abigeato y destrozos en los ranchos.

Situación que era contraria antes de que llegara esta corporación pues no había vigilancia suficiente, lo cual era aprovechada por los amantes de lo ajeno para hacer de las suyas, tanto en el ejido como en las propiedades particulares.

Son un apoyo decidido para el sector campesino y eso da tranquilidad a los dueños de estos espacios en donde por lo general tienen ganado, herramientas y siembras qué cuidar, cuando antes no era posible hacerlo por falta de elementos.

Agregó que en las últimas fechas, se han presentado casos de personas que alteran el orden a las afueras del pueblo donde llevan a cabo arrancones y que curiosamente son los mismos que se quejan de los elementos de Fuerza Coahuila; lo que quiere decir que no les gusta que los molesten, sin embargo, por órdenes de la Edil la ley se aplica a todos por igual.

Delitos que destacan, son orinar en la vía pública y alteración al orden, los cuales están plenamente identificados.

Al respecto, comentó que son más los pobladores que han acudido a la Presidencia Municipal a pedir que esta corporación se quede, por lo que las acciones de vigilancia continuarán en manos de ellos.