El azúcar refinada debe evitarse a toda costa, se recomienda consumir frutas naturales.

Por mucho tiempo se nos ha dicho que el peor enemigo del cuerpo y de nuestra salud son las grasas, pero diversos estudios han demostrado que esto no es del todo cierto y han volteado al azúcar que puede ser más nociva que las grasas.

El azúcar genera adicción en el cuerpo y se encuentra presente en casi todos los alimentos, intentar dejar de consumirla puede resultar contraproducente pues genera ansiedad, antojos y en casos extremos dolores de cabeza.

El azúcar en exceso puede convertirse en grasa dentro de nuestro cuerpo, pues el hígado convierte en grasa la glucosa que no se quema en forma de energía.

El azúcar también puede desestabilizar  las hormonas como la insulina por el consumo excesivo de almidones y azúcares.

Por su parte, no todas las grasas son malas y se recomienda evitar el uso de las trans y las saturadas que podrían obstruir las arterias y provocar accidentes cardiovasculares.

Este tipo de grasas generalmente se encuentran en mbutidos, quesos grasos, lácteos enteros, comida basura, bollería, margarinas o alimentos procesados.

Por otro lado, las grasas no saturadas recomendadas a consumir se encuentran en el pescado, salmón, atún, sardina, nueces, almendras, semillas de linaza, huevos y aceite de oliva.

Las grasas ayudan a sintetizar algunas hormonas y vitaminas, por ello no debes dejar de consumirlas.

Seguir una dieta balanceada y obtener de las frutas el azúcar que nuestro cuerpo requiere es lo recomendado.