Bacteria super resistente obliga a cierre de hospital en Rumania

Estas bacterias suele vivir en la piel o en las fosas nasales sin causar síntomas

Autoridades de salud de Rumania cerraron temporalmente un hospital de maternidad de la capital el viernes después de que 13 bebés nacidos ahí fueron diagnosticados con una bacteria resistente a los antibióticos.

El Hospital de Maternidad Giulesti en Bucarest no recibirá pacientes luego de que se diagnosticara a los recién nacidos con estafilococo dorado, una bacteria resistente a los antibióticos, informó el Ministerio de Salud.

El hospital dijo que canceló docenas de procedimientos de cesárea programados para la próxima semana y reasignará a las pacientes que requieran el procedimiento a otros hospitales públicos de la ciudad.

Diecisiete bebés provenientes de Giulesti fueron admitidos recientemente en el hospital pediátrico Grigore Alexandrescu, en donde se les realizan exámenes para determinar de qué están enfermos, agregó la dependencia.

Los pabellones de maternidad de Giulesti serán cerrados con el fin de que sean limpiados y desinfectados, añadió. Once empleados del hospital eran portadores de la bacteria, por lo que fueron retirados temporalmente de la institución para someterse a tratamiento, indicó la Dirección de Salud Pública.

Estas bacterias suele vivir en la piel o en las fosas nasales sin causar síntomas, pero pueden volverse peligrosas si ingresan al torrente sanguíneo, destruyendo válvulas cardiacas o provocando algún otro tipo de daño. Alrededor del 30% de los seres humanos son portadores a largo plazo de esta bacteria, de acuerdo a microbiólogos.