Bailarinas fronterenses quieren conquistar Italia

Por primera vez, dos bailarinas de Ciudad Frontera clasifican al evento más importante del mundo en esta disciplina programado del 21 al 26 de abril

La amistad de las bailarinas inició desde preescolar y perdura hasta hoy en día.
PUBLICIDAD

Cuando eran niñas se conocieron en el kínder, jugaban con sus muñecas Monster y forjaron una gran amistad. Ahora, Luisa Fernanda Ramírez Reyes y Esly Jaretzy Carrizales Luna comparten su sueño; bailar en Bellas Artes, y su trampolín será el All Dance International de Roma, Italia.
Luisa Fernanda, es la mayor de tres hijos de Lidieth y José Luis; y Esly Jaretzy es la menor, y sus padres son Lidia Esperanza y José Raúl. Ambas nacieron en el año 2006 y crecieron en la colonia La Sierrita de Ciudad Frontera.

Las bailarinas piden apoyo a la comunidad en general.

A pesar que vivían a escasas cuadras no se conocían y lo hicieron el primer día de clases en el kínder “Celsa Escamilla”; Luisa estaba llorando y Esly la consoló. Hoy, ocurre algo similar. Esly interrumpe abruptamente su rutina, se queja de dolor en la punta de sus pies por cargar su peso una y otra vez, está al punto del llanto; pero su compañera la alienta a no renunciar. Su trayectoria como bailarinas comenzó hace seis años en la Academia Le Reve Danse; Luisa practicaba futbol, pero incursionó a esta disciplina por una amiga y convenció a Esly, quien jugaba basquetbol.

Pronto el baile y los saltos dejaron de ser un pasatiempo, como lo hacían juntas en el área de juegos de la escuela Primaria “Sarita Rendón”, donde estudiaron en la misma sección.
Cada una definió su estilo de baile, dominaron los diferentes tipos y crecieron artísticamente hasta conquistar escenarios locales, estatales y nacionales.
Su aventura internacional inició cuando su maestra Carolina Márquez las grabó realizando una rutina, la cual fue perfecta y envió la evidencia a la organización de All Dance de Roma, que reparte entre los mejores del mundo un boleto para su competencia anual programada del 21 al 26 de abril.

Esly participará en la modalidad de ballet.

Fue en el mes de diciembre, cuando dicho organismo publicó a las ganadoras de diferentes países y por México clasificaron bailarines de la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Coahuila, y por supuesto estaban ellas, a sus escasos 13 años de edad, en el Top 10 del Ranking. Todo parecía un sueño, era su regalo de Navidad, y pasarán a la historia como las primeras fronterenses clasificadas a este evento de corte mundial. El logro lo compartieron con su familia, amigos y compañeros de la Secundaria 1 de Frontera, donde cursan segundo grado.

De inmediato, intensificaron sus entrenamientos; Luisa en danza jazz y Esly en ballet clásico. Su trabajo es diario, de cuatro a seis horas de práctica, las ampollas en sus pies y el agotamiento son el reflejo de su esfuerzo.
Pero hay algo que no han podido mejorar y es recabar fondos para cubrir el costo del boleto de avión que asciende a 18 mil pesos, y para confirmar su asistencia tienen como fecha límite a finales del mes de febrero.

“YA DISEÑAMOS MI VESTUARIO”, LUISA.

Su objetivo es representar dignamente a México.

Colores y más colores, contrastan el diseño del vestuario de Luisa, que es inédito, brillante, de manga larga y listo para usarse.
“Cuando bailo soy completamente feliz y me olvidó de todo. En diciembre me dieron la noticia, no me la podía creer. Desde entonces he mejorado mucho mis caídas, acrobacias y sólo falta definir la música. Ya diseñamos mi vestuario, voy a dejar lo mejor de mí y quiero traerme a casa el triunfo”, compartió Ramírez Reyes.

Su rutina es de un minuto con treinta segundos, practica una y otra vez, corrige los mínimos detalles y quiere alcanzar la perfección en cada movimiento, salto, postura, ritmo y expresión corporal.
Su objetivo es bailar y estudiar danza en la escuela de Bellas Artes, y algún día convertirse en profesional.

“SÓLO QUIERO BAILAR”, ESLY.
Cargar su propio peso en las puntas sobre los pies y mantener el ritmo, y mostrar una sonrisa, son los principales retos en esta aventura para Carrizales Luna.
“Yo sólo quiero bailar, convivir y vivir la experiencia. Desde que empecé a trabajar a este ritmo mi nivel está creciendo, me siento más segura de mi misma. Cada esfuerzo es para ganar un buen lugar, algún día quiero ser bailarina profesional”, expresó.
Las puntas de sus pies, dedos y articulaciones ya inician a presentar estragos por el intenso entrenamiento, sin embargo, para ella no es nada imposible y su mente está Roma. Por último agradeció a sus entrenadoras y padres que la están apoyando en todo momento.

Luisa y Esly comparten su sueño de bailar en Italia.

“EL AMOR ESTÁ DANDO RESULTADOS”, MÁRQUEZ
La maestra Carolina Márquez está orgullosa de sus alumnas que clasificaron a Roma, Italia y considera que es el fruto y el amor de la dedicación de cada una.
“Las dos tienen mucho talento, estamos buscando apoyo para cubrir el gasto del avión. Organizamos actividades culturales y rifas para cumplir con la meta. Ellas se lo merecen y también los papás que las apoyan. Mi celular es 866 141-61-46 esperamos contar con ustedes”, indicó.

Por su parte, la maestra Karen Morales también considera que sus alumnas tienen talento y posibilidades de obtener una beca en una Academia Nacional o internacional, y en el evento de Roma acuden las mejores compañías.
Todas las familias involucradas en este sueño ya tocaron puertas en dependencias gubernamentales, pero no han tenido respuesta; mientras tanto harán hasta lo imposible para recabar los fondos.