Barcelona, envuelto en el escándalo

Acusan al Club de nexos con empresa que daña imagen de jugadores

Recientemente Messi criticó abiertamente la labor directiva del Barcelona.
PUBLICIDAD

El FC Barcelona se vio este lunes inmerso en un escándalo de desconocidas proporciones al conocerse una información de la Cadena Ser según la cual una empresa contratada por el club, I3 Ventures, habría utilizado las redes sociales para proteger y mejorar la reputación de la junta de Josep Maria Bartomeu, la del presidente especialmente, por un lado y menospreciar la de opositores, ex deportistas del club y hasta futbolistas del primer equipo por otro.

El club, que negó “rotundamente” su relación con esta práctica, emitió un comunicado en el que sin negar la veracidad de la información, advirtió que de ser cierta la labor de la empresa contratada “rescindiría” dicho contrato y ejercería “las acciones legales oportunas”… Aunque en el último punto de su comunicado exigió a la Cadena Ser “la rectificación inmediata de las informaciones difundidas, reservándose el derecho a ejercer las acciones legales oportunas contra quien siga implicando al club en estas prácticas”.

La información, que provocó un escándalo mayúsculo alrededor del Camp Nou y reacciones de todo tipo en las redes sociales, motivó la reacción del propio club azulgrana, que, sin negar la existencia de dicha empresa asociada, emitió dicho comunicado en el que negó “la contratación de servicios vinculados a cuentas de redes sociales que hayan difundido mensajes negativos o de menosprecio a cualquier persona, entidad u organización que tenga o haya tenido relación con el club”.

Según la información, I3 Ventures controla cerca de un centenar de cuentas en Twitter y Facebook a través de las que se han confeccionado mensajes y ‘noticias’ dirigidas a señalar, cuando no atacar directamente, a personajes como Piqué, Guardiola, Xavi, Joan Laporta, Víctor Font o, incluso, Leo Messi.
En su comunicado, el Barça revela que I3 Ventures, “poveedor oficial del club, no tiene ninguna vinculación con estas cuentas y, si se demostrase alguna relaciñon, el club rescindiría inmediatamente su relación contractuval, ejerciendo las acciones legales oportunas en defensa de sus intereses”.