Barcelona permite la calificación del Tottenham

Los ingleses se meten al Camp Nou y le sacan un punto a los blaugranas para sellar el pase a octavos. El Inter no pudo ganar y se conforma con jugar la Europa League

Moura hizo el gol que le dio el empate ante los culés y el pase a octavos de final de la Champions.

CIUDAD DE MÉXICO.- El asedio del Tottenham tuvo recompensa frente al Barcelona. La jugada entre Lucas Moura y Harry Kane le dio el empate 1-1 contra los culés y el pase a octavos de final a los ingleses, esto ante la igualada del Inter de Milán en casa contra el PSV.
El conjunto de Ernesto Valverde no pasó apuros en la primera mitad, sobre todo gracias a un gran gol de Ousmane Dembélé. Sin embargo, tras el descanso los ingleses subieron la intensidad y fueron capaces de igualar el marcador por medio de Lucas Moura en el minuto 85.
Dembélé solo tardó siete minutos en anotar un golazo y reivindicar su estatus de estrella, con más brillo que otras noches al no tener que compartir los focos con Messi, a quien el técnico del conjunto azulgrana dejó fuera del once titular.
En su primera aparición en el choque, el francés robó un balón en el centro del campo y salió disparado hacia la meta de Lloris. Desbordó al primer defensor por velocidad, sentó al segundo con un quiebro dentro del área, antes de definir de zurda y cruzar el balón al fondo.

Nada destacable pasó en el Camp Nou durante los veinte minutos siguientes, pero a la media hora, Son irrumpió en el partido para plantarse solo ante Cillessen y fallar en el mano a mano con el portero holandés, que sacó el balón con su bota izquierda.
No necesitó emplearse a fondo Lloris con un disparo de Rakitic. Y, en la última de la primera mitad, Coutinho culminó una escapada estrellando el balón en el poste.
Salieron con más ambición los ingleses en la segunda mitad, poniéndole un poco más de ritmo al partido y adueñándose del balón conscientes de que se jugaban la clasificación.
Eriksen puso a prueba a Cillessen al inicio de la reanudación y, en una contra, Kane le ganó por primera vez la partida a Lenglet, pero remató forzado.
El Barça empezaba a sufrir y Valverde llamó a Messi para animar la última media hora de partido.
No mejoraron mucho los catalanes con el ’10’ sobre el césped, aunque Coutinho estuvo a punto de hacer el segundo en otra jugada personal.
Tottenham seguía a lo suyo. Son lo volvía a probar de lejos, ante ser sustituido por Lucas Moura, que hacía lucir a Cillessen con un cabezazo que sacó en la línea de gol.

En la siguiente, el brasileño no perdonó el 1-1 y el Tottenham incluso pudo ganar el partido en los instantes finales, cuando Kane dejaba solo a Rose frente a Cillessen, pero el inglés envió el balón a las nubes.
Al final, el equipo londinense aprovechó que el Inter también empataba a uno, para pasar a la siguiente ronda. El Barça, primero de grupo desde la pasada jornada, sólo se jugaba dinero y honor. Se dejó algo de ambas cosas. O ganó un poco de cada, según se mire.