Becan a Lucero luego de bullying

La pequeña de 12 años ingresará este miércoles a una escuela particular.
PUBLICIDAD

La pequeña Lucero tiene la oportunidad de comenzar de nuevo, luego de que en el Instituto Amistad de Acuña le ofrecieron una beca del 100% para que continúe sus estudios de nivel secundaria y este miércoles inicia sus clases con nuevos compañeros.

Tras darse a conocer su caso en redes sociales, cientos de personas se ofrecieron a apoyarla para que cambiara de escuela y uno de ellos fue el director del Instituto, Sergio Alberto Cisneros, quien contactó a los padres de Lucero, Yolanda Sosa Hernández y José Ángel Vázquez Escandón para que la niña ingresara en dicho plantel.

El matrimonio Vázquez Sosa denunció públicamente la agresión que había sufrido su hija en la Secundaria Técnica 93 Juan José Arreola, hechos que quedaron registrados en un video que rápidamente se viralizó, precisamente por la salvaje golpiza que le propina una compañera de Lucero en pleno salón de clase e incluso, la deja inconsciente por unos minutos, sin que haya presencia de maestros.

Por su parte, el director de la Técnica 93, Efraín Murillo Carrillo minimizó la grave situación ante los padres de la pequeña cuando acudieron a interponer su queja: “Aquí nadie mata a nadie y si ustedes no pueden con su hija, yo menos puedo con 400 alumnos”, fue la respuesta.

Desesperada, Yolanda Sosa contactó a Periódico La Voz para dar una entrevista y pedir apoyo a las autoridades educativas por la agresión que había sufrido Lucero desde hacía meses, ya que la niña relató que no era la primera vez que la golpeaban.

“Le metían el pie, la empujaban y le echaban jugo en la cara, no solamente era la compañera que le pegó en el video, hay otras cuatro más que la molestaban todo el tiempo y ni los maestros, el prefecto ni el director intervinieron nunca”, señaló la madre de familia.

Sin embargo, a partir de este miércoles la vida estudiantil cambia para Lucero al ingresar a una nueva escuela, luego de que sus padres acudieron a inscribirla, atendiendo el ofrecimiento del Instituto, además de que dos personas que supieron del caso por Facebook se encargarán de comprarle los uniformes y los libros para que siga estudiando.

“Estamos muy agradecidos con toda la gente que se preocupó por nosotros, nuestra hija ya está más tranquila, habla un poco más porque antes no se comunicaba nada y nosotros también estamos mejor con el apoyo que recibimos; Lucero sabe que la amamos mucho, que es una niña muy hermosa y que siempre estaremos con ella”, expresó Yolanda Sosa.