Más de 200 familias bloquearon la carretera federal 57.

VILLA DE CLOETE, COAHUILA.- Vecinos enardecidos por la falta de agua, bloquearon por más de 4 horas la carretera federal 57, lo que provocó caos, pérdidas y gran indignación entre cientos de automovilistas afectados.
El bloqueo comenzó poco después de las siete de la tarde, cuando habitantes, apoyados con vehículos y unidades de carga pesada, cerraron ambos sentidos de la carretera 57.
Con pancartas en mano, exigían a SIMAS solución inmediata al problema de desabasto de agua que los afecta desde hace mucho tiempo.

De inmediato la fila de vehículos se hizo interminable. Elementos de la Policía Federal Preventiva, de la Investigadora y Municipal, llegaron al lugar pero nadie pudieron hacer nada para mover a los inconformes.
A cada minuto aumentaba la tensión tanto de vecinos como de automovilistas desesperados por seguir su camino.
Desde la mañana los vecinos habían tomado las oficinas de SIMAS y al no encontrar ninguna solución de las autoridades, dieron el siguiente paso.
Adrián González Santos, Gerente regional de SIMAS, fue de los primeros en llegar al bloqueo para tratar de mediar, pero sus palabras no causaron efecto en la gente.

Los gritos eran claros: “No levantarían el bloqueo hasta que el agua fluyera en las llaves de sus hogares”. El funcionario pidió una prórroga con la promesa de gestionar una obra de tubería alterna, pero fue apabullado por los gritos de la gente, que exigían soluciones inmediatas.
Cuatro horas después, el enviado de SIMAS tuvo que bajar al área de las válvulas para abrirlas e informar a las más de 200 familias que el servicio se había restablecido.

Fue hasta pasadas las 22:45 horas, cuando los pobladores levantaron el bloqueo al recibir agua en sus hogares.
La señora Yuliana Ríos Valenzuela confirmó que las familias desbloquearon de inmediato la carretera.
El objetivo es conocer las obras que se realizarán para garantizar el suministro permanente a Villa de Cloete.
Fue así que cientos de vehículos varados en ambos sentidos de la carretera federal pudieron finalmente continuar su camino hacia su destino.