‘Bofetada’ a trabajador de Dunkin que echó agua helada a indigente

Valenti y su esposa, Sarah, vieron las noticias sobre un trabajador de Dunkin's en la ciudad, derramando agua helada sobre un hombre sin hogar, y así le respondieron

'Bofetada' a trabajador de Dunkin echó agua helada a un indigente. Fotografías y video: syracuse.com

SYRACUSE, NY.

Los clásicos le llaman Bofetada con guante blanco. Los modernos, oportunidad de publicitarse; para nosotros, la oportunidad de pensar que somos más los buenos.

Paul Valenti está cubierto de harina y azúcar en polvo. Ya hace horas que hace donas y apenas van a dar las ocho de la mañana.

Nadie comprará sus donas.

Lo reportó syracuse.com.

La tienda de su familia, Glazed and Confused, está donando esta mañana más de mil donas a los refugios para personas sin hogar de Syracuse.

Valenti y su esposa, Sarah, vieron las noticias sobre un trabajador de Dunkin’s en la ciudad, derramando agua helada sobre un hombre sin hogar, y se horrorizaron, dijo. Parte de la misión de la tienda de donas es devolver algo de lo que la comunidad les da. Así que decidieron ofrecer donas gratis a albergues de indigentes.

 

 

Jeremy Dufresne, quien terminó empapado en agua con hielos sufre problemas de salud mental, falta de vivienda y ha vivido en medio de las burlas.

Valenti publicó el anuncio en Facebook e Instagram, diciéndole a los refugios para personas sin hogar que se comuniquen con él si desean donas esta mañana. Él, previamente, regala donas semanalmante a la Misión de Rescate y al Centro Samaritano.

El jefe de la casa dijo que sus hijos también vieron el video.

“Estaban realmente conmocionados”, narró. Los niños fueron la razón por la que la familia comenzó la tienda. Ellos fueron quienes presionaron a sus padres para que continuaran donando y entonces, todos de acuerdo, comentaron:

“Vamos a hacer esto todo el día”, antes de desaparecer hacia la parte posterior de Glazed and Confused para culminar 500 donas más.

Por otra parte, se supo que Dufresne, el hombre afectado, presentará cargos ante la policía.

Al Amin Mohammad, otro indigente, al saber la noticia encaró a todo el staff de Dunkin, como se observa en el video: