CIUDAD DE MÉXICO

“Estuve en un bar, tomé dos tragos de un brandi y terminé esa noche en un hospital, tuve una intoxicación por consumo de alcohol adulterado, decidí hacer algo, con la idea de que nadie tuviera que volver a pasar por lo que yo pasé”, así inicia la historia de Manuel Robles, CEO de Checalock.

Se trata de una app que te indica que si lo que estas por consumir viene de una fuente confiable o no.

La app funciona a través de los códigos QR que vienen en las botellas que contienen bebidas alcohólicas, es único, es por botella, es un código emitido por el SAT.

Los pasos:

Escanea el código QR, ahí te indica si viene de una fuente confiable.

Lo importante también es que al terminar la botella la destruyas para que nadie la vuelva a rellenar y reutilizar.

Ya existen 5 mil 500 usuarios en la app, señaló el director de la empresa.