Si Cruz Azul gana el partido del próximo sábado ante las Chivas, deberá agradecer a la Bruja Zulema. Una cabeza de res, una de cerdo, cocos, velas negras y blancas, así como figuras demoniacas, fueron algunos de los implementos con los que la hechicera realizó un ritual afuera de las instalaciones de La Noria para eliminar la “maldición” que, aseguró, aqueja al equipo cementero.