Para impulsar la producción de vino en México, se presentó la Iniciativa de Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, en el Senado

Con el objetivo de impulsar el desarrollo del sector vitivinícola mexicano, se presentó la Iniciativa de Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, en el Senado de la República.

El proyecto legislativo plantea la definición de “Vino Mexicano” como el producto 100 por ciento de uvas plantadas, cultivadas y cosechadas de origen mexicano, que será fermentado y envasado en territorio nacional.

La ley contempla la integración de la Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola, que será un órgano público, encargado de diseñar políticas públicas en torno a dicha industria.

La comisión dependerá de las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de la de Economía (SE) y será integrada por los titulares de Gobernación, Hacienda y Crédito Público (SHCP), Relaciones Exteriores (SRE), Turismo (Sectur), Educación (SEP), Medio Ambiente (Semarnat) y Salud (Ssa).

Durante la sesión, se dio a conocer que para la integración de esta ley se realizaron cinco mesas de trabajo desde mayo de 2016, sobre producción y desarrollo tecnológico; financiamiento; producto; promoción y comercialización y aspectos legislativos.

En coordinación con el Consejo Mexicano Vitivinícola A.C., se llevaron a cabo cuatro reuniones de trabajo en Guanajuato, Baja California, Nuevo León y Coahuila, que aglutinan 92 por ciento de la producción vitivinícola nacional.

El mercado del vino en México va en incremento, con un valor aproximado de 27 mil 500 millones de pesos, de acuerdo con Euromonitor, y genera alrededor de 7 mil empleos directos e indirectos.

La producción nacional representa cerca del 30 por ciento del que se consume anualmente, por lo que el incremento de la demanda se satisface con la importación, que superó, en 2015, los 220 millones de dólares.

Sobre una superficie de 5 mil hectáreas, son 11 los estados donde se produce uva en México: Guanajuato, Baja California, Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Puebla, Sonora y Nuevo León.

En 2015, la producción de vino fue de casi 20 millones de litros, de acuerdo con datos del Consejo Mexicano Vitivinícola A.C. y la Organización Internacional de la Vid y el Vino, con un crecimiento anual en su consumo de 8 por ciento entre 2013 y 2016.