Buscan en Coahuila a doble homicida

Autoridades estadounidenses solicitaron el apoyo de la PGJE en Coahuila, porque el criminal podría estar oculto en el Estado

Las autoridades de Texas buscan un hombre involucrado con un doble homicidio ocurrido el jueves, solicitando el apoyo a la Policía Investigadora del Estado, para poder dar con su paradero; se presume huyó hacía Río Bravo, Tamaulipas o esté en algún municipio de Coahuila.
Isaí Varela Salas, de 27 años, es el hombre buscado por asesinar a disparos a Felicia Solís, de 26 años de edad y José Alfredo Zúñiga, de 30 años, en la ciudad de Donna del condado de Hidalgo, en el estado de Texas.
El asesino fue visto por última vez en la colonia Hijos de Ejidatarios, de Río Bravo Tamaulipas, conduciendo una camioneta Ford F150 color negra, con placas de Texas AW19743, luego de cometer el doble asesinato.
Pero se presume que busca esconderse en el estado de Coahuila, por lo que se pidió el apoyo a la Policia Investigadora del Estado, quien ya tiene la fotografía del inculpado y se preparan para realizar un operativo de búsqueda.
De acuerdo a un medio texano, la oficina del Alguacil del Condado Hidalgo se encuentra investigando el doble homicidio.
Ese jueves cerca de las 10:30 p.m. autoridades atendieron un reporte de disparos en un complejo de apartamentos, ubicado sobre la cuadra 8400 de la calle Alberta, en la ciudad de Donna.
Al llegar a la escena, policías encontraron a una mujer sin vida afuera de un apartamento con presuntas heridas de bala. Al entrar al apartamento, hallaron a un hombre con impactos de bala, por lo que fue transportado al hospital, en donde luego falleció.
Las víctimas fueron identificadas como Felicia Solís, de 26 años de edad y José Alfredo Zúñiga, de 30 años.
Hasta el momento, la investigación sigue en curso, por lo que las autoridades exhortaron a llamar a la división de Investigaciones Criminales al 956-383-8114, de tener información sobre este caso.
LO ESTAN BUSCANDO

El viernes por la madrugada, la policía tenía una pista de que el asesino se encontraba en una casa en la ciudad de Álamo, Texas, la cual fue cateada, pero el acusado logró escapar aparentemente a México.