Cacería de más de dos meses

Una noche antes del operativo, ocurrieron unas ejecuciones en el norte del estado que llevaron a los marinos a seguirle los pasos a Francisco Patrón Sánchez

México.- Juan Francisco Patrón Sánchez «El H-2», abatido la noche del jueves por la Marina en Tepic, era un traficante que desertó del Cártel de Sinaloa para pasarse al bando de sus enemigos, el clan de los Beltrán Leyva.
Cuando era parte de la organización de Joaquín «El Chapo» Guzmán, operó en un grupo que tenía su zona de influencia en las ciudades de Mazatlán y Eldorado, perteneciente a Culiacán, así como en Baja California Sur, Jalisco y Nayarit.
Conforme a datos federales, por lo menos desde principios de 2016 la célula a la que pertenecía «El H-2» y que lideraba «El Chonecas» o «El 100», se escindió y enfrentó con la banda de Guzmán, tras violar una regla no escrita del Cártel de Sinaloa: no secuestrar.
«El H-2» y su jefe «El Chonecas» presuntamente plagiaron a un empresario en Mazatlán, ante la desaprobación de los capos. Al continuar con esta actividad, vino la ruptura.
Dicha célula enseguida se asoció con Fausto Isidro Meza Flores «El Chapo Isidro», el hombre de mayor confianza de Héctor Beltrán Leyva «El H» y supuesto sucesor del mando de dicha organización, tras la captura de este último, el 1 de octubre de 2014.

«Un equipo especial de la Marina tenía ya rato siguiendo al cártel del tipo ‘H2’, que se estaba manejando entre Mazatlán y Nayarit. Hicimos la cooperación para que el equipo especial hiciera sus investigaciones”, dijo en entrevista radiofónica con Carlos Loret de Mola.
El gobernador de Nayarit explicó que durante los más de dos meses que elementos de la Marina tenían en Tepic hubo varios intentos por detener a Patrón Sánchez, pero no habían tenido éxito.
Agregó que personal naval ya había localizado la casa de seguridad en la que el jueves ocurrió el enfrentamiento en el que murió «El H2» y que la clave que llevó a las fuerzas federales a la conclusión de que él estaba en ese lugar el día de operativo fueron unas ejecuciones ocurridas en el norte de Nayarit una noche antes.
“Un día antes de anoche hubo ejecuciones en el norte de Nayarit, cerca de Sinaloa, por parte de esta persona (El H2) y es ahí cuando el equipo especial de la Marina empezó a seguirlos del norte (del estado) hacia abajo.
“Gracias a esos hechos que sucedieron llegaron a la conclusión que estaba en la casa en la que se resguardó esa noche, donde ya lo esperaba la Marina desde hace más de dos meses y medio a consecuencia de lo que se trasladaba de Tepic a Mazatlán en ese recorrido”, mencionó.
Detalló que el operativo empezó por tierra y que el objetivo era que Patrón Sánchez y sus cómplices se entregaran, sin embargo, se empezaron a replegar a balazos y lanzaron granadas a los elementos de la Marina.
“Cuando se vio que los delincuentes estaban fuertemente armados, llegó el helicóptero y con una tecnología impresionante fulminó a ocho delincuentes (entre ellos El H2)”, indicó.
Desde el helicóptero, dijo, los marinos efectuaron 500 disparos por segundo, por lo que traspasaron el techo del inmueble y cualquier barda y “fulminaron en menos de 10 segundos a ocho delincuentes”.
Tras este enfrentamiento, ocurrido aproximadamente a las 19:00 horas, elementos estatales y de la Policía Federal resguardaron la ciudad y detectaron que hombres armados se movían hacia la localidad de Pantanal, en el municipio de Xalisco, explicó el gobernador.
En ese lugar se dio otro enfrentamiento, luego de que los sujetos armados recibieran a balazos a la Marina, por lo que “el mismo helicóptero, a las cuatro de la mañana, hizo el mismo ejercicio”, entre estos hechos cuatro agresores murieron.
El mandatario estatal dijo que otros tres cuerpos fueron localizados en un carro, cerca del aeropuerto de Tepic. Aseguró que se trata de integrantes del cártel de los Beltrán Leyva que habrían sido ejecutados por sus mismos compañeros debido a un conflicto interno.

Poder de fuego

Después del hecho se habló mucho del poder de fuego con el que cuentan estos helicópteros de la Marina Armada de México, en este caso se trataba de un UH-60M Black Hawk, llamados ‘Mike’ en el argot, un helicóptero de combate con capacidades muy especiales.
Las aeronaves Black Hawk son capaces de servir en las más extremas condiciones que se pueden encontrar en el planeta, con ascenso vertical inteligente. Tiene dos motores turboeje General Electric T700-GE700, cada uno de 1164kW nominales. Tiene capacidad para más de 4536 kilogramos.
Los Black Hawk pueden realizar un variado tipo de misiones, incluyendo el transporte táctico de tropas, guerra electrónica o evacuación médica. El costo por unidad varía de 5,9 millones de dólares a 10,2 millones de dólares, según la versión elegida.
Durante la incursión aérea donde resultó muerto Juan Francisco Patrón Sánchez “El H2”, la Marina utilizó una ametralladora Dillon M-134 Minigun de seis cañones rotativos con una cadencia de tiro de 4 mil a 6 mil tiros por minuto.
Esa arma cuenta con municiones calibre 7,62, que viajan a más de 800 metros por segundo.
La ametralladora cuenta con un rotor electrónico y puede ser montada y operada por un tirador en afustes de helicópteros MI-17, Black Hawk, Panther o Súper Puma.
“Esas ametralladoras usan balas trazadoras (brillan en la noche) porque no se pueden apuntar como se puede hacer con un fusil desde el aire, su método de mira es dónde pegan los tiros, es precisa una vez que se disparan los primeros tiros, de noche su desempeño es mejor”, explicó un mando militar.

Saldo.

15 Presuntos delicuentes fueron abatidos; doce la noche del jueves y tres más derivado de los operativos que se extendieron en la capital nayarita.

2 Horas duró el tiroteo según testigos.