Canícula casi vacía las presas

La Presa La Amistad se encuentra a menos de la mitad de su capacidad, al igual que otras de la región.
PUBLICIDAD

El período más caliente del año, conocido como canícula, afectó considerablemente las reservas de agua en las presas y ríos de la región, aunque sin riesgo para el consumo de la población o para las labores del campo.

De acuerdo con las estadísticas de la Comisión Nacional del Agua, la Presa La Amistad, ubicada entre Ciudad Acuña y la texana Del Río, bajó a un 53 por ciento su almacenamiento, con dos mil 65 millones de metros cúbicos, con un volumen de evaporación de mil 285 milímetros cúbicos por segundo.

La Presa Venustiano Carranza o Don Martín, ubicada en el municipio de Juárez, está a un 88.20 por ciento de su nivel total, con 541 mil 828 millones de metros cúbicos y 0.950 milímetros cúbicos de evaporación.

Las otras tres presas se encuentran en el municipio de Jiménez.

La Fragua, que es la más grande, está a un 61.96 por ciento de su capacidad, con un almacenamiento de 29 millones 305 mil metros cúbicos; la Centenario, con 78.43 por ciento, y la San Miguel, que es la más pequeña, con 74.83 por ciento.

Las expectativas de la Conagua son que se recuperen los porcentajes en los próximos dos meses restantes de la temporada de ciclones y lluvias.

LOS RÍOS

Los ríos también disminuyeron sus niveles a consecuencia de la canícula.

El Río Escondido tiene un gasto de 0.06 metros cúbicos por segundo, el más bajo, lo que hace que el afluente vuelva a “esconderse”.

El San Rodrigo tiene un escurrimiento de 1.53 metros cúbicos; el Bravo 46.50 metros cúbicos y el San Diego 1.85 metros cúbicos.