Tras causar el accidente, el sexagenario intentó huir.

Miles de pesos en daños y tres personas lesionadas fue el saldo que dejó el aparatoso accidente

Un sexagenario intentó ahorcar a un elemento del Heroico Cuerpo de Bomberos que lo detuvo cuando intentaba huir luego de protagonizar un fuerte accidente sobre el bulevar Harold R. Pape en donde dañó por lo menos tres vehículos.
Óscar Zamarripa Santos, de 65 años de edad, vecino de la colonia Roma es el conductor de una flamante camioneta Ford Lobo, modelo reciente en color guinda, que se abalanzó sobre el Bombero al sufrir una crisis nerviosa luego de causar el choque.
El accidente se registró minutos antes de las 15:00 horas de ayer cuando en dirección hacia el norte, el conductor de la pick up, chocó por alcance contra un Nissan Altima de color blanco, que era conducido por Flor Azalea Silva Rodríguez de 39 años de edad, vecina de la calle 13, número 1015 del fraccionamiento Carlos Salinas de Gortari, al llegar al cruce con la calle Guadalajara.
Tras el impacto, el Nissan se proyectó en la parte trasera de un automóvil Kia Rio, en color negro, que era conducido por Irma Córdova Aguayo de 48 años de edad, vecina de la colonia Tecnológico.
Al causar el accidente, el conductor de la pick up, según testigos, imprimió velocidad en lugar de detenerse y fue en ese momento cuando se estrelló contra un automóvil compacto, Chevrolet Spark, en color rojo, de modelo reciente y causó que su conductor se impactara contra un poste de concreto donde y por poco casi se lleva de encuentro a un vendedor ambulante, ubicado en el lugar.
En su intento por escapar, socorristas de Bomberos y elementos de Protección Civil evitaron que el conductor se fugara, logrando que frenara su marcha en el cruce con el bulevar Francisco I. Madero, siendo en ese momento cuando el descontrolado sujeto se abalanzó contra el Bombero y lo tomó del cuello tratando de estrangularlo, por lo que sus compañeros, al ver la escena, se lo quitaron de encima.
Debido al fuerte accidente, el caos vial no se hizo esperar, haciéndose un cuello de botella en pleno bulevar, justo en “hora pico”; oficiales de la Policía Municipal llegaron a abanderar el área mientras que los socorristas, al tranquilizar al sexagenario le brindaron los primeros auxilios y lo llevaron a la clínica siete del Seguro Social, debido que presentaba una herida en un brazo.
Por su parte, elementos de Control de Accidentes llegaron a tomar conocimiento de lo sucedido y solicitaron que los vehículos involucrados fueran remolcados a un corralón, mientras que los socorristas auxiliaban a las conductoras involucradas en el percance.
El presunto responsable tendría que hacerse cargo de los daños que causó en el accidente pues de lo contrario sería consignado ante el Ministerio Público.