Cargaba todo para ricos frijoles charros

Con el único inconveniente que a la abuelita se le olvidó pagar

Un buen samaritano se ofreció a pagar los productos de la mujer mayor, pero en la tienda se negaron.
PUBLICIDAD

Una abuelita que burló la seguridad de un centro comercial ubicado en la colonia Anáhuac, fue asegurada en el exterior, al descubrirle diversa mercancía en su bolso y aunque un buen samarito se ofreció a pagar el monto de los productos, fue entregada a la Policía.

Se trata de María “M”, de 78 años de edad, con domicilio en la colonia independencia, quien según fue detenida por los vigilantes al descubrirla sacando una charola de carne, un paquete de salchichas, jamón y dos charolas de patas de cerdo.

El personal de la tienda no tuvo criterio y mando detener a la septuagenaria.

De manera inmediata, oficiales asignados a vigilar el mencionado sector llegaron a la tienda localizada sobre la avenida Huemac, donde se entrevistaron con el personal de la tienda, quienes acusaron a la mujer mayor de haber robado.

Al ver la falta de criterio del personal de la tienda, un cliente se detuvo para ofrecerse a pagar los productos a fin de evitar que doña María fuera detenida, sin embargo, los empleados se negaron, ordenando que se llevaran detenida a la mujer mayor.

Los uniformados llevaron a la septuagenaria a las instalaciones de Seguridad Pública, donde explicaron el caso al Juez Calificador en turno, quien determino que la mujer no coordinaba al 100 por ciento, hecho por el cual decidió no consignarla ante el Ministerio Público.

Familiares de doña María llegaron a las instalaciones de Seguridad Pública, con el fin de responder por los actos de su progenitora.