Sus habitantes organizaron un festejo conmemorativo al que asistieron autoridades municipales

Castaños.-El ejido Palo Blanco celebró su 91 aniversario y se organizó un festejo conmemorativo en esta comunidad a donde arribaron autoridades municipales, rebasan meta de cabalgantes se estimaba cerca de 300 y duplican la cifra.
La formación de las comunidades agrarias al triunfo del movimiento armado de 1910 a 1920 fue uno de los actos justicieros más significativos, fruto de aquel millón de mexicanos que murieron en la Revolución, fue la constante y permanente formación de los ejidos el capítulo pendiente después de cuatro siglos de peonaje y analfabetismo, en este sentido Castaños fue pionero en Coahuila, pues fue precisamente en sus tierras donde nació el primer ejido de Coahuila.
Formar una nueva comunidad de campesinos no fue nada fácil, pues en ninguna de las antiguas haciendas a lo largo y ancho del país, sus grandes propietarios esperaron que al concluir la Revolución las extensas propiedades fueran fraccionadas y entregadas a sus trabajadores, muchos de ellos veteranos de la guerra, de ahí que la reacción de los grandes y medianos hacendados fue en no pocos casos violenta, en Palo Blanco la sangre no se derramó en aquellas luchas, pero el acoso, la persecución, la cárcel y el peregrinar de las familias fue la complicada experiencia por la que pasaron los fundadores en la obtención de la tierra.
El 22 de julio de 1926 nació el ejido Palo Blanco y el 9 de septiembre de ese año les fueron entregadas las tierras ondeando con justicia el pabellón nacional.
El 9 de septiembre de 1926 Palo Blanco recibe documentos de que es ejido con 312 hectáreas, hubo otros movimientos agrarios y fueron 3 mil hectáreas más, llegando a 9 mil 300 hectáreas.
Son aproximadamente 17 años, donde año con año llevan a cabo los festejos con una cabalgata, el día de ayer, cerca de las diez de la mañana decenas de cabalgantes arribaban al salón los pensionados, con rumbo al ejido Palo Blanco.
Son siete kilómetros de la cabecera municipal hacia el ejido Palo Blanco, en el que cientos de habitantes cabalgaban al ritmo de la música.
En punto de las 12 del mediodía habitantes de este ejido, esperaban en la plaza ejidal, a donde autoridades municipales encabezada por el alcalde José Isabel Sepúlveda Elías arribaron para participar en la ceremonia cívica del 91 aniversario del ejido Palo Blanco.
José Trinidad Méndez Pineda, organizador de festejos del Ejido, manifestó que actualmente solo viven dos personas fundadoras de este ejido, y precisamente el día de ayer estaba celebrando su cumpleaños número 91 la señora Angelita Lugo.
Desde 1921, solo dos gentes están vivas de cuando se declaró ejido, Antonia Veliz Pineda y Angelita Lugo, quienes viven en el rancho, asimismo se les otorgará un reconocimiento.
Posteriormente se otorgará comida para los presentes, por la tarde se llevó a cabo los juegos charros y finalmente por la noche el gran baile con el grupo Nubarrón.
Tradiciones se mantienen vivas en municipio de Castaños.