Cerro del mercado

Divide y vencerás.

Sabias palabras de uno de los mejores estrategas bélicos que ha dado la humanidad: Napoleón Bonaparte.

Eso es justamente lo que sucederá en el Partido Acción Nacional con la salida de Margarita Zavala la que si bien es cierto que no las tiene todas consigo para ganar la presidenciable, le dará una buena zarandeada al que fue su partido con la salida de todos sus seguidores.

Es muy temprano para hablar de triunfos y de decir que las cosas van viento en popa para el PAN porque eso no es verdad, incluso los que le saben a eso de la política y sus giros oscilatorios afirman que no van a ganar, refiriéndose al PAN.

Que no ganan pero que si le pegarán duro al PRI y a Morena y ni que decir a los codos del PRD que desde un principio enseñaron la oreja para mal.

Pero hablando de Margarita Zavala, hay que reconocer y digno de admirar su facilidad de palabra, su convencimiento, su tono de voz, experiencia y la manera en que manejó su desencanto por la marginación de que fue objeto de parte de su dirigente nacional Ricardo Anaya quien le hizo el feo por dos años, vaya que aguantó mucho la esposa de Felipe Calderón Hinojosa y que cansada por el maltrato decidió poner tierra de por medio.

Claro que en medio de la dignidad el dirigente nacional del PAN no le quedó de otra que justificar a su manera su postura de postergación hacia Margarita pero de nada le sirvió, el peñascazo ya estaba lanzado y le cayó de lleno en su pelona cabeza.

Pues las repercusiones tendrán eco en toda la República porque las habrá y fuertes, no solo para el partido sino para su dirigente nacional que a toda costa quiere que lo vean bonito y perfil idóneo para ocupar la silla presidencial.

Como dicen en mi rancho, difícil dijo la mañosa porque con la salida de esta mujer que es sumamente inteligente, algo que le faltó a Anaya las cosas se le van a voltear, por lo pronto que se prepare con la desbandada que se dará en las altas esferas las que ya de por si le estaban respingando bien gacho por aquello de la pésima postura que asumió cuando les propusieron donar sus prerrogativas para los damnificados de los sismos,

Eso les dolió un chorro igual que a Morena y su López Obrador y al PRD con su Adriana Barraza, fue la prueba de fuego que puso en entredicho la moral que los sostiene que resultó siendo la doble o triple moral o de plano que no la tienen.

Por lo pronto viene lo bueno, una desbandada que será aprovechada por los demás partidos entre ellos el PRI que tiene que apurarse para designar un gallo que le entre al quite y que sea de los pesos pesados de lo contrario se lo van a llevar de encuentro.

Difícil que el PAN gane eso es un hecho y que Morena lo logre porque le falta mucho, sin embargo en esto de la política se ve cada cosa como los tremendos saltos que dan algunos para conseguir un puesto y más si es el presidenciable.

Ya se dio el primer show y vaya que cimbró a la nación por la singularidad con que se presentó.

Aún falta más por ver y que nos ponga a pensar como mexicanos en espera de quien nos vaya a gobernar.

Hoy es domingo pasela bonito y en familia.

Hasta Mañana.

PUBLICIDAD