Cerro del mercado

Y ahora sigue lo de las impugnaciones entre los partidos que no quedaron conformes con el reparto de las regidurías y sindicaturas.

Allá en Castaños las cosas iban muy bien en el reparto pero a los perredistas no les gustó que la coalición PAN – Encuentro Social se hayan llevado una regiduría cada uno y ya preparan maletas para acudir al Trife a demandar.

Sabrá Dios como estarían los enjuagues en este asunto pero el caso es que con la boca cerrada no se van a quedar porque según los perredistas van por lo que les pertenece.

En fin que la conformación de las planillas o cabildos ya quedaron listas, ahora solo falta esperar a que se lleguen los tiempos para que se pongan a trabajar y den los resultados que prometieron cuando andaban en campaña.
Difícil que cumplan todo lo que dijeron porque en un año no se hace nada.

Y hoy por fin a Miguel Riquelme Solís le van a a entregar su constancia de mayoría que le acredita ser el Gobernador del Estado por seis años.

Un palmo de narices se llevó de nueva cuenta el PAN quien a decir verdad su candidato Memo Anaya ya se está pareciendo a López Obrador por aquello de permanecer siempre en el escaparate, aunque caiga mal a la gente pero se quiere imponer a costa de lo que sea.

También al PAN ya le hacen falta caras nuevas, otros nombres, otras ideas, porque se está acartonando y al rato va a cansar a la gente.

Oigan pero que suerte tienen los que toda la vida la han hecho de transas.

Ahí está el caso de Israel Guerrero, ¿recuerdan ese nombrecito?

Ándele ese mero ,el que se desempeñó como Secretario del Ayuntamiento del bello y pintoresco pueblo de Nadadores, el que le robó el dinero a los estudiantes dizque para hacer un viaje a Mazatlán, el que desvíelo un carro del Municipio y nunca lo arregló, si ese que pregonó ser fiel a su cargo pero que las ganas de andar de más con jovencitos que se dejaron engañar lo quemó toditito.

Ese mero, pues resulta que se coló en la siguiente administración, el sujeto va como regidor, ¡para acabarla de fregar! Y no conforme con eso le acompañarán algunos aliados transas de su calaña. Lo sentimos por el pueblo porque como siempre lo hemos dicho este no tiene la culpa de que personas nefastas como Israel Guerrero los gobiernen.

Solo esperamos que no lo vayan a poner donde hay dinero porque, hasta donde sabemos no se ha cortado las uñas.
Su lugar es allá, lejecitos donde no estorbe ni apañe las buenas intenciones de los funcionarios entrantes a los que les heredarán un montón de problemas difíciles de resolver en un año.

Por eso los pueblos pequeños no progresan porque los gobiernan personas ineptas que en vez de avanzar retroceden.

Por lo pronto ya las cosas están en clama, bueno la mayoría y eso es más que un buen motivo para que los alcaldes pongan a trabajar a sus respectivos cabildos los pocos días que les quedan por gobernar.

Mucho hay que hacer y pocas son las manos y disponibilidad de la gente para trabajar,

Fenómeno que siempre sucede al final de cada administración cuando se desaparecen los regidores, directores, síndicos y demás, que en su momento se les confiaron responsabilidades, las que no del todo llevaron al cien.

De eso da cuenta la población a quien le rebotan las acciones y desiciones de los funcionarios municipales.

Son los principales jueces de lo que se hizo y lo que quedó en el olvido.

Lo importante es que el pueblo no olvida y menos ahora que busca a toda costa que le hagan efectivo lo que le prometieron.

Veremos y diremos.

Hasta Mañana.