SAN BUENAVENTURA COAH.- El coordinador de Desarrollo Rural Ismael Martínez Arce afirmó que en los ejidos no hay robos porque la constante presencia de Fuerza Coahuila amedrenta a los ladrones por lo que tanto los productores ganaderos como agrícolas están tranquilos.

Ante la temporada invernal que se avecina y con ello la venta de cabritos y otros animales calificados como carne chica, el entrevistado dijo que en los últimos años no han tenido problemas de robo y que espera que en los próximos meses las cosas sigan igual de tranquilas.

Respecto a los productores caprinos indicó que es a partir de este mes cuando comienzan las paridas pero que la ventaja que tienen es que la mayoría de estos cuentan con clientes definidos que los buscan para comprarles los animales, por lo tanto hay una ganancia segura.

“Aquí no hay pérdidas de animales porque tenemos la presencia de la policía, en este caso Fuerza Coahuila y que si en algunas ocasiones les dicen que hay ganado perdido esto se debe a que camina para la sierra o los agostaderos que en este momento son buenos por las lluvias recibidas pero a los pocos días aparecen y son identificadas por sus dueños y llevadas a las majadas”, apuntó el coordinador.

Calificó este año como bueno ya que las lluvias se presentaron justo en tiempo y forma para que los pastizales tuvieran suficiente alimento para los animales.