El dañado auto fue remolcado a un corralón.

Por exceder los límites de velocidad al circular sobre la avenida Acereros, el conductor de un automóvil se estrelló contra las bardas de concreto de dos negocios, dejando un enorme hueco en donde además dañó un vehículo que se encontraba en exhibición en un lote de carros usados.

Eran las 15:30 horas de ayer cuando con dirección hacia el norte por dicha avenida se desplazaba un automóvil Dodge Stratus, modelo 2004, de color blanco, con engomados de la UCD, el cual era conducido por David Barosh Aguilar Villarrón, de 32 años de edad, vecino de la calle Teotihuacán, número 1328, del fraccionamiento Azteca.

Fue al cruzar los semáforos ubicados sobre el cruce con la avenida Brasil, donde el conductor imprimió velocidad, pero al tomar una pronunciada curva, su auto se descontroló y se fue de lleno contra la barda de un negocio de cristales automotrices y el lote de autos denominado “Múzquiz’s Car”, localizado entre las calles Nicaragua y Guayanas, de la colonia Guadalupe.

Tras el encontronazo, un enorme hueco quedó en la barda y pedazos de block, que al salir disparados, cayeron sobre un automóvil Chevrolet Aveo, modelo 2014, de color gris, que estaba a la venta, dañando su carrocería.

Al escuchar el fuerte estruendo, el dueño del auto, Ricardo Múzquiz Medina y José César Garza, vecino de la calle Guayanas, número 1056, de la colonia Guadalupe, propietario del local, salieron a ver qué era lo que ocurría, encontrado dentro del lote de autos poco menos de la mitad del Stratus.

Por ello, los afectados dieron parte del accidente a las autoridades, quienes llegaron al sitio y tras elaborar el peritaje correspondiente al percance cerraron momentáneamente la vialidad, para que una grúa remolcara el dañado vehículo.

El Stratus fue llevado a un corralón donde quedaría en resguardo, mientras su propietario llegaba a un arreglo con los afectados sobre la reparación de los daños que causó con la falta de precaución al manejar.