Luego de chocar el auto, la patrulla se estrelló de lleno contra la base del semáforo.

Un policía y cuatro cadetes resultaron severamente lesionados en un brutal choque entre una patrulla y un vehículo deportivo ocurrido la madrugada del miércoles, en el bulevar Ejército Mexicano.
Aunque el dueño del Camaro culpaba a los policías de pasarse la luz roja del semáforo, él quedó consignado como presunto responsable. El aparatoso accidente se registró al filo de las 03:00 horas, justo cuando la patrulla se trasladaba de oriente a poniente trasladando a policías y cadetes a sus domicilios, luego de trabajar en las instalaciones de la Feria.
Fue en el cruce con la calle Zacatecas donde, presuntamente, Gilberto Gutiérrez González de 38 años y con domicilio en la calle Apolo, número 1205 de la colonia Roma, quien conducía un automóvil Chevrolet, Camaro, modelo 2016 de color blanco, provocó que el oficial, Raúl Gómez Herrera, estrellara la patrulla contra el lujoso vehículo y posteriormente se fuera de lleno contra la base del semáforo.

También te puede interesar: Embaraza anciano a jovencita de 15 años

Los cadetes no están afiliados a algún nosocomio.

Tras el impacto, los uniformados ensangrentados, bajaron de la patrulla y se quedaron tendidos en la banqueta, en espera del apoyo de sus compañeros así como de los cuerpos de rescate.
A la llegada de los paramédicos, los cadetes Ricardo Ernesto Rangel Quintana, Diana Guillermina García Hernández, Dania Suzete González Galindo de 22 años de edad, con domicilio en calle Privada Manuel Acuña, número 402, de la colonia El Pueblo y Evelyn Vargas Fernández de 20 años, vecina de la calle Maple, número 1625 de la colonia Los Bosques, y el uniformado fueron auxiliados y llevados al hospital.
Los académicos fueron trasladados al Hospital de Especialidades debido que aún no cuentan con algún tipo de afiliación mientras que el conductor del Camaro, quien se encontraba en estado de ebriedad, fue asegurado por la Policía. A la hora que los oficiales de Control de Accidentes realizaron el parte informativo, dejaron a Gutiérrez González como responsable del choque y tendrá que pagar cerca de 455 mil pesos, pues la patrulla quedó como pérdida total.
Además, el conductor del Camaro, traía cerveza en la cajuela así como otras bebidas embriagantes y aunque aseguró que el uniformado fue quien causó el choque, fue remitido a la Comandancia.
Al momento de checar el seguro del vehículo, los oficiales detectaron que ya lo tenía vencido y como no tuvo derecho a un abogado, a temprana hora lo consignaron al Ministerio Público.