La unidad fue enviada al corralón municipal.

El manejar a exceso de velocidad, la pesada unidad que conducía un chofer de transportes Industrial estuvo a punto de provocar una tragedia contra un árbol que se encontraba frente a un domicilio particular, para no afrontar cargos dejó la unidad abandonada.

El responsable manejaba un transporte que da servicio a los empleados de las maquiladoras de esta frontera, el cual es de la marca Internacional modelo 1997 en color amarillo propiedad de la empresa Treviño Villarreal.

Resulta que este conductor del cual se desconocen sus generales circulaba a exceso de velocidad por el bulevar Cedros y al llegar al cruce con la calle Avellano perdió el control momentáneamente y esto provoca impactarse contra el árbol.

Cabe recalcar que si no se impacta con este objeto fijo, pudiera haber provocado una tragedia pues pudiera haberse metido a un domicilio particular.

Como se dijo, el chofer responsable prefirió darse a la huida dejando el camión en total abandono para que sea la empresa quien se encargue de reclamarlo.