CIUDAD DE MÉXICO.

El actor y artemarcialista estadunidense de 77 años, Chuck Norris, anunció que se retirará de la actuación para velar por la salud y el cuidado de su esposa, Gena O’Kelley, quien padece una grave enfermedad en el sistema nervioso como consecuencia de unas inyecciones incorrectas para el tratamiento de la artritis.

“Dedicaré mi vida entera a mantener viva a Gena, mi mujer, eso es lo más importante, que ella continúe con nosotros.

“Punto final a mi carrera como actor”, sentenció Norris.

El protagonista de Walker, Texas Ranger confirmó la noticia a la revista estadunidense Good Health.

“Le dieron una inyección previa a un escáner corporal. Fue en 2013, para comprobar las características de su artritis. La inyección llevaba un contenido metálico llamado gadolinium, que es tóxico y que dañó el sistema nervioso, deteriorándole así los riñones y haciéndole perder habilidades”, explicaron los especialistas que la atienden.

La mujer de Chuck “siente que todo el cuerpo le quema” y debe guardar reposo por meses.

La pareja lleva gastados casi dos millones de dólares en tratamientos médicos.


excelsior