SAN BUENAVENTURA, COAH.- Después de permanecer por más de 17 años en el gusto de la gente que se convirtió en asiduo cliente por la gran variedad de productos que vendía, Súper Villa San Buena cierra sus puertas.

Preocupado por la situación económica que priva en el pueblo, siendo este uno de los motivos que lo llevaron a tomar la decisión, José Villarreal dueño del supermercado dijo que definitivamente ya no se pueden sostener debido a las altas tarifas de la Comisión Federal de Electricidad cuyos consumos rebasan los quince mil pesos registrados en los recibos.

“Nos están acabando, ese es uno de los motivos por los que cierro el negocio que por 17 años permaneció abierto y que dio empleo a seis familias, hoy lamentablemente no se puede sostener y despediremos al personal no sin antes agradecer a la población en general que nos tuvo en su preferencia.

Aclaró que el supermercado es una alternativa de sus muchas actividades, pero que es lamentable que este negocio cierre, solo que ante las circunstancias que le rodean no tiene más alternativa pues además las ventas han bajado.

Con tristeza comenta que hicieron todo lo posible para mantenerse abiertos al público porque reconoció que muchas personas los buscaban, pero ya no es posible sostenerlo por eso mejor vamos a cerrar.

Al hablar de la situación económica que priva en la ciudad dijo que es poco el circulante monetario que se ve, pero es el resultado de la crisis por la que atraviesa el país y eso se refleja en el comercio ya que la gente compra lo más indispensable porque no le alcanza para más.

El problema que enfrentamos los negocios son los cobros de energía eléctrica, ya que a los negocios por muy pequeños que sean les cobran tarifas comerciales que hacen que en menos de lo esperado quiebren, siendo los pequeños quienes lo recienten más.

Cuestionado respecto a la posibilidad de adquirir un crédito de Pymes que es para pequeñas y medianas empresas, dijo que si se puede y que es viable pero solo cuando tienen garantizada la venta para poder liquidarlos, de lo contrario se convierten en un problema.

No es congruente que los puestos de fritos, yukis, golosinas, etc. Sean sorprendidos con tarifas comerciales solo porque venden eso, es algo que nos afecta a todos e impide que crezcamos”.

Agradecen a la población

“Nos están acabando, ese es uno de los motivos por los que que cierro el negocio que por 17 años permaneció abierto y que dio empleo a seis familias, hoy lamentablemente no se puede sostener y despediremos al personal ni sin antes agradecer a la población en general que nos tuvo en su preferencia”.

José Villarreal dijo que definitivamente ya no se pueden sostener debido a las altas tarifas de la Comisión Federal de Electricidad cuyos consumos rebasan los quince mil pesos registrados en los recibos y anunció el cierre del Súper Villa San Buena.