Médicos de los municipios de Guadalupe y Calvo, Cuauhtémoc y Bachíniva trabajan con miedo.

México.- A raíz de la violencia que se presenta en la Sierra de Chihuahua algunos centros de salud de diversos municipios han optado por cerrar sus puertas de manera temporal o parcial.

Ernesto Ávila, secretario de Salud estatal, informó que algunas clínicas de municipios como lo son Guadalupe y Calvo, Cuauhtémoc y Bachiniva, trabajan con algunos limitantes ya que los médicos de esos centros de salud tienen miedo.

La situación de miedo de personal médico de esas zonas comenzó a raíz de los hechos violentos registrados semanas atrás, donde se optó por retirar a médicos pasantes que laboraban en las clínicas.

A su vez se ha señalado por los habitantes de los municipios y los mismos doctores afectados que después de un enfrentamiento registrado el 19 de marzo en las cercanías del seccional de Álvaro Obregón, en Chihuahua, personal médico de la clínica ubicada en la cabecera municipal de Bachiniva, fue violentada por sujetos armados quienes pretendían sacar a los médicos para atender a los lesionados en las balaceras.

La misma situación se presentó en los Centros de Salud de Rubio y Francisco I. Madero, en donde el primero de ellos ya fue reabierto para atender a cientos de pacientes, que en su mayoría son afiliados al Seguro Popular.

Al respecto el Secretario de Salud mencionó que en Cuauhtémoc no ha habido mayor problema en los hospitales, sin embargo, sí existe miedo entre la población y el personal médico.

Agregó que para resguardar la seguridad del personal  la dependencia tiene rentada una casa en Cuauhtémoc a donde son llevados los médicos que salen de prestar su servicio para ser regresados a sus lugares de trabajo con el apoyo de la Fiscalía General.

La violencia en la zona norte del estado de Chihuahua se ha endurecido desde mediados del mes de marzo, donde según los reportes de la ciudadanía y de la Fiscalía General del Estado a diario se registran enfrentamientos contra grupos delincuenciales.

El más reciente enfrentamiento se dio ayer por la noche cuando el comandante de Seguridad Publica del municipio de Álvaro Obregón fue privado de la libertad.

El comandante fue “levantado” en un festejo que se realizaba en el municipio, hasta donde llegaron más de diez hombres armados y con equipo táctico.

Hasta el momento no ha sido localizado ni se ha dado mayor información al respecto.