Cierran ejidatarios pozos de Agsal por falta de agua

Asegura compañía que no habrá recorte en el suministro de agua

Saltillo Coah.- Ejidatarios del poblado Jagüey de Ferniza cerraron cuatro pozos ubicados en sus tierras luego de iniciar un conflicto con la paramunicipal Aguas de Saltillo (Agsal) ante la falta del suministro de agua en su comunidad; la empresa mixta denunció que se trata de vandalismo.
Desde las 08:00 horas de ayer, un grupo de pobladores encabezados por Fermín Carrizales, comisariado ejidal, decidió poner un “freno” para que el agua siguiera extrayéndose de esa zona, luego de que el permiso-concesión está a nombre del pueblo.
“Se me hace muy desequilibrado que Aguas de Saltillo esté sacando a discreción el agua de la comunidad y después, cuando la gente abre la llave de su casa, ve que no hay. A raíz de eso, nos comunicamos con Agsal y la sorpresa fue que debemos 700 mil pesos de mantenimiento de los pozos por el consumo del agua.
“Luego, nos dimos cuenta que el permiso-concesión de 7 mil 820 metros cúbicos para el consumo está a nombre de Jagüey de Ferniza. Tenemos otras 15 concesiones más de diversas cantidades de agua”, argumentó el líder campesino.
Asimismo, detalló que la comunidad nunca arrendó ni donó el terreno donde se encuentran los pozos a la compañía paramunicipal.
Durante los primeros acercamientos que sostuvieron los ejidatarios con Agsal, éstos se comprometieron a solucionar los problemas del suministro por lo que la empresa llenó un aljibe con cerca de 10 mil litros de agua que servirían para las 233 familias que integran la comunidad.
“Tanto ellos como nosotros trajimos a un perito valuador; ambas partes coincidimos en que serían 300 mil pesos anuales correspondientes a la renta de 3 hectáreas y media de tierra donde el flujo de agua es continuo. Ellos estuvieron de acuerdo en pagar la renta pero se rehusaron en pagar una indemnización”, sostuvo.
Asimismo, Carrizales Hernández dijo que por ahora no piensan en demandar porque la ley los asiste, mientras el terreno y el agua sean del ejido; sin embargo, no descartan hacerlo si no se concretan las negociaciones.
La paramunicipal –a través de su portavoz Pedro Martínez– denunció que los pobladores vandalizaron las instalaciones de los pozos.
“Esto lo hicieron sin ningún soporte jurídico que los avale para realizar este tipo de actos y queremos decirle a la ciudadanía que estamos preocupados por su bienestar y porque tengan el suministro de agua durante las 24 horas del día”, explicó el vocero.
Martínez dijo que se cuenta con planes estratégicos para resolver cualquier contingencia que se pueda presentar, por lo que —aseguró— no habrá recorte en el suministro.
Esta comunidad es la tercera en la que hay un diferendo entre la paramunicipal y pobladores.

Se me hace muy desequilibrado que Aguas de Saltillo esté sacando a discreción el agua de la comunidad y después, cuando la gente abre la llave de su casa, ve que no hay. A raíz de eso, nos comunicamos con Agsal y la sorpresa fue que debemos 700 mil pesos de mantenimiento de los pozos por el consumo del agua»

FERMÍN CARRIZALES HERNÁNDEZ
Comisariado ejidal