Saltillo, Coahuila.- El gobernador Rubén Moreira Valdez en su mensaje a los coahuilenses, previo a la lectura del VI Informe de Resultados ante el Congreso, dijo que hoy el Estado es distinto y donde se dieron cambios radicales en los últimos seis años.

Desde el Salón Gobernadores de Palacio de Gobierno, ante integrantes de su Gabinete legal y ampliado, leyó un mensaje de poco más de cuatro minutos, en el que reiteró que Coahuila es grande y orgullo del norte del País.

“En pocas palabras, -dijo-, quiero dar cuenta de lo que hemos logrado todos. Con orgullo les digo que Coahuila es grande como su gente, como su historia y por su contribución a la formación a la formación de esta nación”.

Grande, apuntó, “porque con nuestra industria automotriz movemos a México; con nuestra electricidad lo iluminamos y con la producción del campo, lo alimentamos.

Somos una Entidad que da al País mucho más de lo que recibe, somos el orgullo del norte.

“Hace seis años -añadió- asumí el mayor compromiso de mi vida porque estoy convencido de que junto con ustedes podía regresar la paz, traer empleos, contribuir a la formación de nuestros jóvenes y disminuir la pobreza”.

En este sentido, apuntó, “hoy tengo el gusto de asegurar que todo ello lo logramos. Ahora la economía es más fuerte, todos los días aparece la silueta de una empresa que abre sus puertas.

“Por las carreteras y aeropuertos, llegan nuevos visitantes y el turismo se consolida como una opción de negocio. Grandes carreteras cruzan el desierto, invertimos como nunca en el campo y en los municipios que el desarrollo había olvidado”, refirió.

Además, sostuvo, “si bien es cierto que instituciones de gran prestigio como el INEGI o el Coneval avalan lo que he dicho, me gusta más el aval que representa la imagen de una familia disfrutando una tarde en la sierra de Arteaga, o de una pareja de recién casados que salen por la mañana a su empleo”.

O la de una madre que orgullosa vé salir a su hija rumbo a la universidad, o de quien desde su empleo, construye su felicidad y el futuro de su familia.

La nuestra, enfatizó, “es una forma distinta de gobernar, que preserva el medio ambiente, que lucha con las mujeres por los derechos que durante años se les negaron.

“Que para las niñas y niños, tienen mejor sistema de protección del País; forma de gobernar donde el derecho a recibir educación es el más efectivo de nuestra historia y se combate la discriminación como nunca”.

Hoy en Coahuila, no hay límites para amar, creer y crecer; juntos demostramos que la razón esencial de la paz que disfrutamos no es el uso de la fuerza, sino la voluntad de cambiar para conseguirla.

“La violencia disminuye si se construye en la sociedad las oportunidades de educación, empleo, crecimiento y desarrollo de la personalidad, y si la autoridad toma las decisiones más convenientes aun cuando no sean las más populares”, enfatizó.

Añadió que en Coahuila, en estos seis años “hay un cambio radical, el cual muchos dudaban que se podía conseguir.

“La paz regresó; Coahuila es distinto y hago votos porque la dura lección haya sido aprendida y no regresemos nunca a los días aciagos de la violencia y el miedo.

“La grandeza de Coahuila, no son solo sus logros materiales, que son muchos, es su libertad, capacidad de trabajo, diversidad y pluralidad.

“La grandeza es el orgullo y el triunfo de la unidad y la igualdad: Estoy seguro que juntos defenderemos la paz que tenemos, que continuaremos en la senda del crecimiento económico, que no daremos pasos atrás en el conjunto de derechos que hoy disfrutamos, que nos hacen una mejor sociedad y nos distingue del resto de las entidades”, concluyó.