COAHUILA PROMUEVE EL BIENESTAR ANIMAL

- También la protección y cuidado de mascotas de compañía

PUBLICIDAD

Saltillo, Coahuila de Zaragoza, a 14 de Julio de 2020.- Para controlar la población de perros y gatos en condición de calle y evitar la incidencia de enfermedades transmitidas por animales al ser humano, la Secretaría de Medio Ambiente promovió en forma virtual estos planteamientos ante autoridades municipales.

 

Eglantina Canales Gutiérrez, titular de la dependencia, explicó que a iniciativa del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís se desarrolló la actividad, ya que también se busca proteger la salud ambiental y humana.

 

Se compartió con las autoridades de los ayuntamientos los lineamientos y normas establecidas en la Ley de Protección y Trato Digno a los Animales del Estado, así como aquellos de carácter federal sustentados en Normas Oficiales Mexicanas.

 

“Fue la primera reunión virtual con autoridades municipales, donde se repasaron los planteamientos de la Ley y su cabal cumplimiento en todas las regiones del estado”, añadió.

 

En el enlace a distancia se compartió la determinación de estabilizar la población de los perros y gatos en condición de calle, para disminuir los efectos adversos en la salud ambiental y humana que se genera de estos animales.

 

Participaron funcionarios relacionados con la ecología y el medio ambiente de Parras, Saltillo, Torreón Juárez, Zaragoza, Madero, Acuña, Piedras Negras, Nava, Sabinas, Cuatro Ciénegas y San Juan de Sabinas.

 

Además de la revisión de la Ley, se analizaron casos de maltrato animal más comunes, y el procedimiento para atenderlos, como son los perros abandonados dentro de domicilio, añadió.

 

También se revisaron los protocolos de las campañas de esterilización, la prevención y manejo de las zoonosis (enfermedades transmitidas por animales al ser humano), caballos en vía pública, la atención de perros y otros animales potencialmente peligrosos.

 

Paralelamente, se acordó desarrollar materiales educativos para informar a la población sobre la tenencia responsable de perros que representen riesgos para la integridad física de las personas.