El Banco de México colocó 30 mil 815 millones de pesos (1,607 millones de dólares) en un canje de instrumentos de deuda del Gobierno con el que busca mejorar el perfil de sus vencimientos. Los participantes en la subasta entregaron bonos con fechas de vencimiento entre junio de 2017 y diciembre de 2019 a cambio de papeles que vencen entre 2020 y 2031.