2017 es historia. La temporada de la NFL fue buena. Quedan 12 equipos con vida. Llegó el momento que, si pierdes te vas a casa. Cualquiera le puede ganar a cualquiera.

Este fin de semana es de Comodines. El primer juego del sábado es Kansas contra Tennessee a las 3:25 p.m. De los equipos que calificaron son de los más inconsistentes. Los Chiefs tuvieron una primera parte de temporada meteórica, ganaron sus primeros 6 juegos. Sin embargo, después cayeron como piedra, ya que tuvieron 6 derrotas en 7 juegos. Perdieron hasta con los New York Giants, uno de los peores equipos de toda la liga. El coach Andy Reid supo corregir el rumbo y cerraron la temporada con cuatro victorias consecutivas en las que se vieron bien, sobre todo contra los Chargers, cuando se jugaban el pase a playoff. Los Titans, por su parte, son la clara descripción de lo que se conoce como un equipo gitano; hay semanas que se ve imparable y semanas que cualquiera le pasa por encima. Los Titans no tuvieron un buen cierre de temporada, perdieron 3 de sus últimos 4 juegos. Amarraron su calificación hasta la última jornada, en una apretada victoria contra Jacksonville. Kansas City sale como favorito por 8.5 puntos. Tienen la ventaja de local y parecen un equipo más completo que los Titans, ya que son la tercer mejor ofensiva por yardas por juego mientras que Tennesse es la 25. Me parce que la clave estará en la defensiva, sobre todo en la de Kansas. Tienen que parar el ataque terrestre, sin éste, Tennessee se ve mucho más vulnerable. Mariota es un buen quarterback, pero la tendrá difícil si el equipo no puede correr.

El segundo juego del sábado es el Rams contra Falcons en Los Ángeles. Es un juego de lo más atractivo. Rams es favorito por 6.5 puntos. Me llama la atención, ya que tiene todo para ser un juego bastante competido. Los Rams tuvieron una temporada espectacular en su regreso a Los Ángeles, son un equipo competitivo en todas sus líneas: corren, pasan y tienen buena defensiva. Atlanta está muy lejos de ser un pan. En la temporada tuvieron una mala racha de 4 derrotas en 5 juegos de la que se veía difícil que se repusieran, pero hicieron lo necesario para llegar a playoffs. En todos sus juegos compitieron. La ofensiva tiene talento de sobra para hacerle daño a una buena defensiva como la de los Rams. La defensa de Atlanta tiene que sacar la cara si aspiran al triunfo, lo malo es que no será una tarea sencilla; Todd Gurley anda en plan grade, tanto que no sorprendería a nadie que fuera el MVP de esta temporada.

El domingo empieza a medio día cuando Jacksonville reciba a los Bills. Ciertamente me da gusto que los Bills regresen a playoffs después de tantos años. Jacksonville y Buffalo son equipos similares, tienen los mismos puntos fuertes: el ataque terrestre y buena defensa, aunque las unidades de los Jaguars parecen mejores, no por nada son favoritos por 8 puntos, diferencia que me parce exagerada. Los Bills son impredecibles. Los ingredientes están para que sea un juego de pocos puntos y muy físico.

El último juego de comodín es el de los Saints que reciben a Carolina. Es un duelo de lo más atractivo. Gran forma de terminar el fin de semana. Los dos terminaron con record de 11-5. En temporada regular en los dos enfrentamientos entre ellos, salieron victoriosos los Saints, pero eso es cosa del pasado, el domingo es un juego nuevo, lo que hicieron de septiembre a diciembre ya no importa. La ofensiva de New Orleans me parce que es mejor, te pueden mover el balón por tierra o por aire. La unidad comandada por Drew Brees es la que definirá el resultado. Los Saints son favoritos por 6.5 puntos, pero se me hace un juego de resultado reservado.