Comparecen por la muerte de detenido

Las autoridades establecen que en este caso hubo una severa omisión al no darle atención médica al detenido.
PUBLICIDAD

Al menos tres elementos de Seguridad Pública de Frontera, así como el médico Salvador Álvarez García comparecieron ante el Ministerio Público, sobre la detención de Antonio Díaz López, quien murió desangrado horas después de su arresto. A las 11 de la mañana de ayer, los tres elementos policíacos comparecieron en las oficinas de la Fiscalía General del Estado para emitir una declaración por la detención del padre de familia, quien lamentablemente perdió la vida desangrado.

Al menos tres elementos de Seguridad Pública de Frontera, así como el médico Salvador Álvarez García comparecieron ante el Ministerio Público.

Uno a uno, los elementos policiacos comparecieron ante el Ministerio Público, Héctor Marrero encargado de las investigaciones contra servidores públicos, buscando conocer su versión de los hechos.
Cerca de las 2 de la tarde, el médico Salvador Álvarez García compareció en la dependencia donde emitió un informe sobre el análisis que realizó al detenido en las celdas preventivas, entre otras cosas.
Según la información, el padre de familia fue detenido aproximadamente a las 9 de la mañana del domingo 7 de octubre en la zona centro de Frontera al ocasionar un accidente automovilístico al conducir en estado indebido.
El padre de familia de 46 años fue consignado a la Agencia del Ministerio Público después de 5 horas de haber sido detenido junto a un informe médico que refería que presentaba un tercer grado de ebriedad.

Sin embargo unos minutos después perdió la vida en las celdas de la Fiscalía General del Estado, donde se le realizaron los estudios periciales que reflejan que murió a consecuencia de un shock hipovolémico, es decir murió desangrado.
El hombre tenía una lesión interna presuntamente en el hígado que ocasionó que poco a poco perdiera sangre, sin que fuera detectado por las autoridades, lo que terminó por arrebatarle la vida.
Las autoridades establecen que en este caso hubo una severa omisión al no darle atención médica al detenido, quien pese a que se encontraba en estado de ebriedad presentaba lesiones internas al estrellar su unidad contra una camioneta que se encontraba estacionada.
En las próximas horas serán citados a declarar los elementos de la Fiscalía General del Estado que recibieron la consignación del detenido, además se revisarán los videos de las cámaras de vigilancia para detectar cualquier situación sospechosa.