Young macho is cheating on his girlfriend

Seguramente más de una vez has sentido celos o envidia, sin embargo,  resultaría interesante preguntarnos si estas emociones se relacionan con la falta de autoestima o con un sentimiento enseñado de nuestra cultura. 

Bajo ese contexto, Lucy María Reidl Marínez, académica de la Facultad de Psicología de UNAM, destaca que “tanto los hombres como la mujeres son víctimas de los celos y la envidia, y en muchas ocasiones hasta por razones ridículas”.

Nuestra cultura y la sociedad nos ha enseñado ciertas reglas en el que el amor se ve inmerso. Bajo esta idea, se nos enseña que el sentimiento de celos es natural ya que “si no sientes celos no te quiere”. Por el contrario, la envidia se entiende como un pecado capital, y por ello, difícilmente aceptaremos que sentimos envidia.

Para Reidl Matñinez, los hombres sientes envidia cuando otra persona “les coquetea” a su pareja, sin embargo, lo disfrazan de celos. En cambio, las mujeres viven los celos más emotivamente.  No obstante, la academia puntualiza las diferencias que existen entre los celos y la envidia.

Los celos se dan cuando un tercer actor presta atención con la pareja del otro, pues se piensa que les roban algo. Sin embargo, la envidia se da cuando se desean las pertenencias o cualidades del otro.

Por último, Reidl Matñinez recomendó acudir con un especialista si se siente en exceso alguna de estas emociones.