Por conducir su vehículo en completo estado de ebriedad, una mujer fue detenida por oficiales de la Policía Preventiva y remitida a la cárcel municipal, junto con dos hombres que la acompañaban, quienes quisieron impedir el arresto.

Como Azeneth Salazar Mendoza de 20 años, vecina de la calle Río Bravo, sin número, de la colonia Lomas de la Gloria, se identificó la mujer al estar frente al Juez de Control Legal de detenidos.

Mientras que sus defensores dijeron llamarse Jesús Campos Ramos, de 27 años, quien vive en la calle Caoba, número 230, de la colonia Estancias de San Juan Bautista y Obed Zamora Quintero, de 24 años, vecino de la colonia Libertad de Castaños.

La detención se registró cerca de las 02:40 horas, cuando los oficiales asignados a la patrulla 115, se percataron de la presencia de un auto Ford, Fusion, modelo 2006, color gris, dando una vuelta prohibida sobre el bulevar Harold R. Pape y el bulevar Francisco I. Madero.

Los uniformados procedieron a marcarle el alto, logrando detener la marcha del Ford en la calle Oaxaca con Washington de la colonia Guadalupe, al entrevistarse con la joven conductora esta despedía un fuerte aliento a bebidas embriagantes al hablar.

Por tal motivo, los oficiales le pidieron a la mujer que descendiera de su vehículo ya que sería detenida, sin embargo en esos momentos bajaron del auto sus dos acompañantes para tratar de impedir el arresto.

Finalmente, los tres fueron detenidos y llevados a la cárcel municipal donde Azeneth Salazar fue consignada ante el Ministerio Público por el delito de conducción en estado indebido, mientras que sus amigos fueron detenidos por alterar el orden público.