Alfonso Bres Patiño, presidente de la Asociación de Agentes Aduanales de Piedras Negras (AAAPN), afirmó que hay reglas bien claras, para impedir que autos afectados por el huracán “Harvey” en Texas, y que fueron declarados como pérdida total, sean importados a México como vehículos usados.

“Las reglas y leyes son claras, un vehículo para circular en territorio nacional, tanto regularizado como nacionalizado, debe contar con ciertas características”, estableció.
Agregó que las regulaciones son muy duras y estrictas, y es algo que no depende de los Agentes Aduanales, que somos auxiliares en el proceso de importación o exportación, sino de la normatividad.
Sin embargo advirtió que esto es de cuestión legal, de lo ilegal no corresponde.
Sin embargo reconoció que muchos de los nigropetenses o de los Coahuilenses, se verán atraídos en su compra por los bajos costos, lo que provocaría que terminen como “autos chocolate”.
Ante ello exhortó a la comunidad a tener cuidado al comprarlos, debido a su dificultad para legalizarlos.