Conoce a Nancy Risol, la youtuber indígena que arrasa con su canal

Actualmente, su espacio cuenta con 1,245,427 suscriptores y más de 22 millones de visualizaciones

PUBLICIDAD

En solo un año Nancy Risol ha logrado trascender las fronteras de su país, Ecuador, con su carisma e ironía para ver la vida; todo esto mientras en compañía de amigos graba videos en su canal de YouTube, el cual ya cuenta con más de un millón de suscriptores.

Su gusto por la actuación y afición a aparecer frente a la cámara fueron la motivación necesaria para adentrarse al mundo digital y contar su historia al mundo: Nancy es originaria de Saraguro, una comunidad indígena al sur de Ecuador.

Pertenece a la etnia de indígenas milenarios que lleva el mismo nombre de su comunidad, es ahí, en el campo, y rodeada de vacas, desde donde graba cada uno de sus videos.

Yo no sabía nada de las redes sociales. Me acuerdo que vi a un chico en YouTube y dije ‘Wow, ¿cualquiera puede ser youtuber?’, entonces me puse a pensar que nadie me conoce y empecé con Facebook y luego subí mi primer video por el mes de julio y tuve buena acogida desde mi primer video, narra la joven en uno de sus videos colgados en la web.

Para conseguir el éxito se valió de la ayuda de Pedro Tene (quien también tiene un canal de YouTube) la conoció en Facebook y decidió escribirle para trabajar en equipo y alcanzar el éxito juntos: lo consiguieron. Actualmente, el canal de Nancy Risol tiene 1,245,427 suscriptores y más de 22 millones de visualizaciones.

Nancy habla sobre su vida en sus videos, narra sus peripecias con simpatía, espontaneidad y esa ironía que la caracteriza. Ya ha recibido el botón de plata de parte de YouTube, en reconocimiento por sus primeros 100,000 suscriptores..

También ha confesado que su sueño es ser actriz, y aprovechó las redes sociales como un medio para desenvolverse frente a la cámara; ama ser creadora de contenidos para YouTube. 

No le hago mal a nadie, voy a seguir haciendo videos. Resistí a malos comentarios y me acuerdo que cuando conocí a más personas estuve en un estado de ánimo mal, y en ese momento me bajaron demasiado y me puse a llorar, confesó.

Por Redacción El Heraldo de México