MELCHOR MÚZQUIZ, COAH.- Tras arribar a un año más de feliz vida, Juan Aldape Flores agradeció a Dios primeramente por ello y a toda su familia, quienes le patentizaron muestras de cariño.

Una fiesta sorpresa le fue organizada por su esposa, Cristina Robles y sus hijos, Mariana, Bárbara y Juan Francisco quienes lo colmaron de bendiciones y buenos deseos.

A las felicitaciones se unieron Leticia Flores madre del festejado y Juani Flores de Valdez tía de Juan, quien arribó a esta ciudad para acompañar en fecha tan especial al cumpleañero.