Desde el 7 de diciembre que los dejó plantados

CASTAÑOS COAH.-“Seguimos esperando que el delegado Regional de la Procuraduría General de Justicia en el Estado Rodrigo Chairez Zamora se digne a venir tal y como lo prometió con fecha y hora que él mismo estableció, pues una cosa es que no lo podamos ver y otra muy distinta que no lo podamos escuchar”, señalaron los campesinos Espiridión Hernández, Marcelo Carrillo y José Castillo Sifuentes.
Dijeron que pese a que el pasado 7 de diciembre los dejó plantados a la reunión que él mismo dispuso que se hiciera mensualmente ese día, ellos no pierden la esperanza aún cuando no haga las investigaciones que prometió y que los tenga exactamente en el mismo punto de partida.
Nosotros no le pedimos que se comprometiera a hacer reuniones como las que él mismo organizó y propuso, pues nunca lo presionamos para eso, por lo tanto el incumplió con su propio compromiso dejándonos solos en espera de que llegara cuando menos con el avance de las investigaciones a las quejas que le planteamos”, dijo Castillo Sifuentes.
Señalaron que lo más lamentable es que Chairez Zamora no se ha tomado la molestia de hablar con ellos para decirles algo relacionado con los casos que se llevó o cuando menos un saludo, pero que ellos seguirán ahí esperando a que un día se digne a visitarlos.

NO DEVOLVIERON NADA DE LO ROBADO A LA UNIÓN GANADERA EJIDAL
Por su parte Marcelo Carrillo Hernández, presidente de la Unión Ganadera Ejidal dijo que se volvió humo la promesa que les hizo el delegado de la PGJE Rodrigo Chairez Zamora de devolver parte de los 8 mil 500 pesos que elementos de la Policía Ministerial se robó el pasado mes de octubre de la casa de su hija Perla Carrillo quien se desempeña como secretaria de la Unión.
Ni ese dinero como tampoco las joyas con valor de 55 mil pesos que se llevaron de la casa de la afectada ha sido devuelto, por lo que la demanda continuará hasta recuperar lo que se desapareció ese día.
No vamos a ceder, tienen que devolver lo que se llevaron porque tiene dueño”, dijo Carrillo Hernández.