Las cosas no pasaron a mayores y solo fué el susto de los pasajeros de esta unidad.

Una familia que viajaba en una camioneta Ford F-150, se llevó el susto de su vida cuando esta presentó un corto circuito en el área del motor, provocando incendiarse.

Afortunadamente voluntarios que le prestaron apoyo lograron controlar la situación utilizando un extinguidor.

La camioneta Ford F-150 en color rojo modelo 2003, era conducida por Zacarías Mendoza Tovar, de 72 años.

El incidente ocurrió ayer en el cruce de las calles Lerdo y Juárez en plena zona centro.

Cabe recalcar que también acudieron oficiales del departamento de Bomberos, quienes verificaron que ya el peligro había desaparecido.

El corto circuito que provocó el incendio provino del motor, aseguraron los Bomberos.