Crecen involucrados en disputa de tierras

Las 3 mil 500 hectáreas en el Cerro de la Gloria pertenecen a 10 hermanos

Los herederos piden al gobierno del estado que no se dejen engañar.
PUBLICIDAD

El conflicto de la comunidad de San Antonio del Potrero que se ha mantenido en disputa en los últimos años por el intento de despojo de 3 mil 500 hectáreas en el Cerro de la Gloria, se intensificó, al surgir nuevos herederos, que denuncian que Juan José Flores Hernández trata de beneficiarse con la venta de los predios.
La pelea que se mantiene entre comuneros con la Inmobiliaria Palma por la titularidad de los terrenos, en donde incluso se despojó a algunos habitantes con maquinaria pesada para tratar de intimidarlos, tomó otro giro, al denunciar los hermanos de Juna José Flores, que él no es el dueño y no tiene autoridad para vender los predios. Desde hace años se manejaba que Juan José Flores Hernández era el dueño de las 3 mil 500 hectáreas que obtuvo por herencia de Gregorio Flores Valdéz, su padre, que falleció en 1972 y dejó las tierras a su nombre.

Señalan que dieron de baja a Juan José Flores Hernández como albacea de los hermanos.

Incluso tuvieron acercamientos con el Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís para pedir que intervenga en el conflicto o bien se indemnice a los comuneros que se han visto afectados en el intento de despojo. Sin embargo, ahora se da a conocer que las 3 mil 500 hectáreas pertenecen a los 10 hermanos, hijos de Gregorio Flores, quienes exigen que se les reconozca y se les tome en cuenta en caso de darse una negociación.
Zapopan Flores Hernández señaló que, en un inició se nombró a su hermano Juan José como albacea para llevar a cabo los trámites, sin embargo se inició un juicio para removerlo ante las irregularidades que existían, como la venta de terrenos sin autorización de todas las partes y el que no recibieron ningún monto por dichas ventas.
Señaló que en 2014 dejó de ser la albacea de todos los hermanos y en su lugar la nombraron a ella, pero a pesar de ello y en complicidad con el Notario Público, se llevan a cabo proceso de compra venta de predios.
“Queremos que el Gobierno se dé cuenta porque ellos (comuneros) no son ejidatarios, son compradores, los terrenos son de nosotros y nos los quieren expropiar, por eso queremos hacer el anuncio para que el gobernador se dé cuenta”.
Reconoció que llevan a cabo un juicio testamentario, ya que su padre no dejó un testamento y pelean que se les otorguen las tierras, sin embargo señalan que a casi 45 años no se ha resuelto por parte de las autoridades.

Salen herederos de la comunidad San Antonio del Potrero.