La elevación a los altares del pequeño ocurre en momentos en que, ni de lejos, la relación entre la jerarquía católica y autoridades de los tres niveles de gobierno vive su mejor momento.
Significativo, sin duda, que sea en los actuales momentos de desencuentro entre la Iglesia y el Estado mexicano cuando, en la emblemática Plaza de San Pedro, en Roma, el papa Francisco canoniza a José Sánchez del Río, el niño de escasos 14 años de edad que, en febrero de 1928, durante la llamada Guerra Cristera (1926-1929) que enfrentó a los cristianos con los gobiernos de Plutarco Elías Calles y Emilio Portes Gil, fue martirizado y privado de la vida por odio a la fe.
Reveladora coincidencia ésta, pues la elevación a los altares del pequeño nacido en Sahuayo, Michoacán, muerto en el marco de la más cruenta confrontación en la historia moderna del país, ocurre en momentos que, ni de lejos, la relación entre la jerarquía católica y autoridades de los tres niveles de gobierno vive su mejor momento como resultado, sí, de la promoción por parte del Ejecutivo de la reforma orientada a equiparar la unión entre personas del mismo sexo con el matrimonio heterosexual y a imponer la llamada ideología de género desde la escuela, pero también a la multiplicación de agravios contra prelados y feligreses católicos… y de otros credos.
Agravios, vale decir, que van desde ataques directos y la extorsión impune de ministros por parte de la delincuencia organizada, a la realización de robos sacrílegos y profanaciones en templos de diversas entidades o, peor, a la comisión de plagios u homicidio de sacerdotes y/o religiosos, 15 en lo que va de la actual administración, o más de medio centenar entre 1990 y hoy, el asesinato (de Estado) del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el aeropuerto internacional de Guadalajara, en mayo de 1993, entre ellos.
Apenas la pasada semana, por solo citar un caso más, medios de comunicación poblanos difundieron el plagio y posterior liberación, en Huehuetlán el Chico, de Félix Sánchez Espinosa, hermano del arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa que, interrogado sobre el punto, confirmó el “intento de secuestro” y la supuesta detención de uno de quienes habrían sacado al primero de su rancho en Axochiapan, en Morelos.
En ese marco entonces, en un ambiente enrarecido por la adopción de políticas que contrarían a la jerarquía católica (o de otros credos) y agravian a la feligresía, es que se da la canonización del llamado Niño Cristero, en el marco de una ceremonia litúrgica en la que, huelga decir, habrá que estar atentos al mensaje y alusión explícita a México, que hará el Pontífice…

ASTERISCOS
* Al asumir, el viernes, como nueva presidenta de la Asociación de Magistrados de Tribunales de lo Contencioso Administrativo, la titular de la instancia capitalina, Yasmín Esquivel Mossa, destacó la responsabilidad de los integrantes de ésta de materializar y consolidar el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción y, categórica, afirmó que quienes juzgarán y sancionarán a funcionarios y ciudadanos que incurran en actos graves de corrupción lo harán con energía y sin miramientos…
* En el marco de la 34 reunión extraordinaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina (Copppal), en Asunción, el mexicano Martín Rodríguez, titular del Consejo Empresarial (ICBC) acordó con el líder del organismo, Manuel Pichardo, unir fuerzas para, con apoyo del empresariado, abonar a las tareas que a favor de la democracia realizan partidos en la región.
* Significativo cierre de filas del sector privado de Chihuahua, de la sección estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, que lidera Gilberto Contreras, con el nuevo edil de Ciudad Juárez, Armando Cabada, quien tras anunciar que retomará como prioridad en su gestión el tema de la seguridad, designó al frente de la secretaría local de Seguridad al exfiscal Jorge González Nicolás.