fotografía: Internet

Chilpancingo.- Desnutrición, infecciones respiratorias, diarreas y alergias, son los principales padecimientos que se pueden prevenir en el recién nacido y hasta los dos años de edad, con la lactancia materna, considerado un periodo de vida en el que la madre ofrece a su bebé un alimento adecuado a sus necesidades, indicó el IMSS Guerrero.

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que en este año, se ha otorgado pláticas sobre la importancia de la lactancia materna a más de dos mil 200 madres en este periodo.

La enfermera especialista el medicina de familia, Leopoldina Jaimes, destacó que la lactancia no sólo considera su composición, es decir los nutrientes, sino también los beneficios emocionales que se desarrollan entre la madre y el menor, ya que el vínculo afectivo que desarrollan se considera “única, singular y especial”.

Este año, el lema de esta jornada, que se desarrolla del uno al siete de agosto, es “Lactancia materna: fundamento de la vida”, explicó la especialista, quien indicó que este proceso natural acelera la recuperación, ya que la madre pierde el peso ganado durante el embarazo más rápidamente y es más difícil que padezca anemia tras el parto.