Señalaron que el agua que abastece SIMAS a través de tres tomas comunitarias es insuficiente para las necesidades de las más de 70 familias.

Por más de ocho días permanecieron sin agua los habitantes de la colonia Las Moritas, debido a la fuga que se registra en la tubería de SIMAS que abastece a este sector y que a más de dos años de que se tiene este problema la dependencia no lo ha podido solucionar, por lo que prefiere cerrar la válvula.
No obstante, con las carencias que viven las familias en esta colonia en donde adolecen de los servicios básicos, también tienen que padecer por el abasto de agua, ya que SIMAS los deja por períodos de ocho o quince días sin el servicio.
María de los Ángeles y Reina Robledo, mencionaron que es un problema que lleva alrededor de dos años debido a las condiciones de la línea general que suministra de agua a la colonia, la cual está obsoleta, por lo que de manera frecuente se rompe.
En el camino de acceso, se observa el charco en donde se tiran grandes cantidades de agua, pero para la dependencia representa una inversión millonaria, por lo que no cuentan con proyecto para la reposición de la tubería.
“La misma gente de SIMAS dice que ya no sirve, pero nos dicen que es muy caro cambiar la tubería y que SIMAS no tiene dinero, por eso vienen ponen un pedazo de tuvo cuando hay una fuga, luego se rompe otro y vienen y lo cambian, mejor que vengan y cambien toda la tubería y se quitan este problema”.
Para evitar el desperdicio de agua, la dependencia decidió cerrar la válvula y cortar así el suministro a la colonia Las Moritas, pero la abren cada ocho o quince días, después de que vecinos se manifiestan.
Esta última vez los vecinos duraron más de ocho días sin agua, y el pasado viernes se abrió la válvula por una hora con mínima presión a fin de que la tubería no se rompa con la presión del agua, por lo que solo pudo llenar un tambo de 200 litros cada familia.
Señalaron que esto no es suficiente para las necesidades básicas como el servicio sanitario, bañarse, lavar ropa, trastes, así como hay personas enfermas que requieren higiene y lavado constante de ropa de cama.
El día de ayer, los representantes de la asociación Manos que Ayudan acudieron a la colonia con una pipa, abasteciendo de agua a las personas que lo requirieron, dando preferencia a los adultos mayores, ante la necesidad que tienen las más de 70 familias que hay en este sector.