Da Seguridad Publica vía libre a ebrios y adictos

Ordena Director perdón y olvido para este tipo de faltas, incluso llevar a los infractores en las patrullas hasta su casa

 

Aunque la mayoría de los delitos son cometidos por personas bajo los efectos de las sustancias tóxicas, drogas o en estado de ebriedad, la Policía Preventiva Municipal no los detendrá, solamente los llevará a su domicilio para pedirle a su familia que se hagan cargo de ellos.
A pesar que en la gran mayoría de los ilícitos, las personas no se encuentran en sus cinco sentidos se ha girado la instrucción a los elementos municipales a no detenerlos pues aún no han cometido ningún delito y la falta es considerada menor.
El director de Seguridad Pública Gerardo Arellano Acosta comentó que estas acciones son parte de un programa encaminado a no trastocar los derechos de los ciudadanos, pero sin olvidar los derechos de las víctimas.

Señaló que no se permitirá que la policía abuse de ciertas conductas administrativas que no afectan el orden gravemente, es por ello que se ha ordenado que las personas que sean sorprendidas bajo los efectos del alcohol, drogas o sustancias tóxicas no sean detenidas.
Aseguró que los elementos tendrán la obligación de llevarlos a su domicilio para entregarlos a su familia para que se hagan cargo de ellos, buscando que no se pongan en riesgo ni pongan en riesgo a los demás.
Dijo que esta situación no significa que serán tolerantes a niveles preocupantes solamente que no tratarán de detener a las personas que cometen una falta mayor para evitar que se consideren medidas recaudatorias.
“Estas medidas se reforzarán en casos de menores se llevarán a su casa y se entregarán a sus padres con la advertencia de cuidarlos de lo contrario se dará parte a la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia para que intervengan”, reconoció el Director.
En Monclova, personas bajo los efectos del alcohol, drogas o sustancias tóxicas han cometido hechos delictivos como el “Demonio” quien apuñaló a su novia “Dianita” de 11 años, la pareja que asesinó a dos ancianos de la colonia los Bosques, los constantes robos a tiendas de conveniencia, entre otros.